Villancicos infantiles originales

Descubre los villancicos infantiles más originales

Villancicos infantiles

Cada Navidad resurgen con nuevos bríos los villancicos, esas canciones que permiten que grandes y pequeños canten juntos, para divertirse y crear momentos inolvidables en familia. De hecho, cantar es muy beneficioso para los niños, aunque no lo hagan con intenciones profesionales.

En este sentido, un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Münster, en Alemania, desveló que cantar es un poderoso nutriente para el cerebro de los niños. En la investigación analizaron los niños que acudían a 500 jardines de la infancia, para llegar a la conclusión de que el 88% de quienes cantaban con frecuencia estaban mejor preparados para la escolarización. Entre los niños que no solían cantar, solo el 44% estaba bien preparado para comenzar la escuela.

Y es que cantar no solo es divertido sino que también estimula la imaginación y sensibilidad artística. Además, potencia el lenguaje, mejora la concentración, estimula la memoria y favorece la conducta prosocial, permitiendo controlar cualquier signo de agresividad. Por tanto, no desaproveches la Navidad y anima a tu hijo a cantar villancicos. Y si estáis aburridos de las clásicas letras, he aquí algunos villancicos infantiles más originales.

7 villancicos infantiles originales

Alegría, Alegría, Alegría, de Cantajuegos

Este proyecto pedagógico nos ha regalado muchísimas canciones ideales para estimular la imaginación y la fantasía de los más pequeños de casa. Y lo han hecho de la mano del Grupo Encanto, que también ha interpretado varias versiones de los villancicos tradicionales. Sin embargo, este tema es un villancico muy original, que transmite el espíritu navideño con especial dulzura y alegría.

Villancico de los animales

La diversión está garantizada con este villancico, ideal para los niños más pequeños que todavía no pueden aprender las letras del alfabeto. De hecho, se trata de unos de los villancicos infantiles más originales ya que cuenta del nacimiento del niño Jesús poniendo énfasis en todos los animales que van a visitarlo al pesebre. Naturalmente, cada animal emite su sonido peculiar, para que los niños se diviertan imitándolo.

Tres pastelitos

Se trata de un villancico muy original, que seguramente adorarán los niños más golosos o aquellos que ya estén haciendo sus primeros pinitos en la cocina. De hecho, la letra del villancico hace referencia a los pasteles que se prepararán para llevar a María, José y al niño Jesús. Además, se trata de una canción muy sencilla, que los niños más pequeños pueden memorizar fácilmente.

Será Navidad, de Los Pimpollos

Los simpáticos Pimpollos, esos muñecos de peluche de la serie peruana, son quienes le ponen voz a este villancico. Aunque se trata de una canción navideña con un ritmo más tradicional, tiene una letra preciosa que hace referencia a todas esas cosas verdaderamente importante durante estas fechas, esas que no se compran ni con todo el oro del mundo. Por tanto, también encierra una bonita enseñanza.

La marimorena

Se trata de un villancico que se ha vuelto muy popular entre los niños, gracias a su letra original y ritmo melodioso, que lo convierten en una canción muy divertida para cantarla en familia. De hecho, es una de las canciones navideñas que no suele faltar en la mayoría de los hogares españoles durante la Nochebuena ya que, precisamente, hace referencia a esta festividad. Además, es un villancico muy sencillo que los niños pueden aprender con facilidad.

El abeto

Cantar villancicos en Navidad no solo es una manera de divertirse y pasar un rato agradable en familia sino que también puede convertirse en una oportunidad para que los niños aprendan nuevas letras y ejerciten su memoria. Este villancico tiene una letra muy sencilla, perfecta para los niños más pequeños, y puede convertirse en el punto de partida para reflexionar sobre la importancia de cuidar la naturaleza y no talar innecesariamente los abetos solo para hacer el árbol de Navidad.

Villancico de las vocales

Durante la Navidad también se puede aprender. De hecho, no es recomendable que los niños se alejen por completo de los libros ya que después pierden parte de las habilidades que habían adquirido en la escuela. Para mantener activo el aprendizaje, este villancico de las vocales será perfecto, así los niños más pequeños podrán repasarlas mientras se divierten.

Villancicos infantiles

8 villancicos tradicionales que no pasan de moda

Arre borriquito

Se trata de un villancico tradicional perfecto para cantarlo con los niños frente al Belén navideño de casa. El tema versa sobre el camino hacia Belén al encuentro con María y el niño Jesús. Sin embargo, más allá del tema que aborda, este villancico también se distingue por tener un ritmo muy pegadizo, lo que lo convierte en una excelente opción para animar estas celebraciones y una excusa ideal para bailar en familia.

Campana de Belén

Este villancico es uno de los que se escuchan en muchas familias españolas cada Navidad ya que precisamente, hace referencia a esta celebración y el nacimiento del niño Jesús. Además, es un tema muy melódico que invita a bailar al ritmo de sus campanas. Y para que los niños también puedan sumarse, cuenta con una letra muy sencilla que podrán memorizar con facilidad en estas fechas.

Los peces en el río

Sin duda, se trata de uno de los villancicos tradicionales más populares en los hogares españoles, un tema que está siempre presente en cada celebración navideña. Su letra versa sobre la reacción de los peces del río ante el nacimiento del niño Jesús y la presencia de la virgen María, y para ello recurre a una melodía muy pegadiza que cautiva a grandes y niños desde sus primeros acordes.

El Burrito Sabanero

Esta canción fue compuesta por un artista venezolano, Hugo Blanco, aunque la popularizó el grupo musical La Rondallita. En aquel momento corría el año 1975. Mucha agua ha pasado bajo el puente desde entonces hasta la fecha y se han realizado varias versiones del tema, aunque continúa siendo uno de los villancicos más divertidos de todos los tiempos, sobre todo porque su música nos incita a bailar.

Rodolfo el Reno

Se trata de un villancico muy especial porque pone en el punto de mira la importancia de ser únicos y sentirnos agradecidos por ello. De hecho, hace referencia al mítico Reno Rodolfo de Papá Noel, del cual todos se burlaban porque tenía una nariz muy roja que emitía un destello muy intenso. Sin embargo, fue esa nariz la que guió el trineo de Papá Noel durante una tormenta de nieve y permitió que todos los niños recibieran sus regalos. La canción en sí data del 1948 pero es una adaptación de un poema de Robert L. May. Se grabó por primera vez en 1949, en la voz de Gene Autry.

Blanca Navidad

Sin duda, es uno de los villancicos infantiles más populares de todos los tiempos. Fue escrita por Irving Berlin pero ¿sabías que la versión de Bing Crosby ha entrado en el Libro Guinness de los Récords como el sencillo más vendido de la historia? Se estima que se han vendido más de 50 millones de copias en todo el mundo. Y es que su música entrañable nos sigue seduciendo pues es capaz de transmitirnos la esencia del espíritu de la Navidad. De hecho, hace poco la propia Lady Gaga realizó una versión pop de este tema.

Feliz Navidad

Se trata de una de esas canciones que se encuentran omnipresentes desde que comienza la Navidad hasta que termina. De hecho, es probable que resuene continuamente en tu cabeza, aunque probablemente no sepas que data del 1970 y que fue escrita por José Feliciano. Lo curioso es que a pesar de tratarse de un tema en castellano, se ha convertido en uno de los villancicos más populares en Estados Unidos, y no es para menos porque le han puesto voz desde Céline Dion hasta Boney M y The Wiggles, entre muchos otros.

El Pequeño Tamborilero

Esta canción de Navidad narra la conmovedora historia de un niño que se gana la vida tocando su tambor. Como no tiene nada que regalarle al niño Jesús, decide demostrarle su amor de la mejor manera que puede hacerlo: tocando su tambor. Los orígenes del tema se pierden en el tiempo, algunos afirman que se basa en una ópera de Jules Massenet, de 1902, mientras otros indican que es obra de una pianista estadounidense y que, por tanto, data de 1941. Sin embargo, de lo que no hay dudas es de que la versión que conocemos es del 1955 y fue obra de la Familia Trapp.

Deja un comentario sobre “Villancicos infantiles originales”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios