Diabetes infantil: Conocer sus causas para prevenirla

Averigua las causas y cómo prevenir la diabetes infantil

Diabetes infantil

En las últimas décadas, la diabetes infantil se ha convertido en un grave problema de salud. De hecho, hoy es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la infancia y representa entre el 10% y el 15% de todos los casos de diabetes. Solo en España, alrededor de unos 30.000 niños menores de 15 años padece esta enfermedad y cada año se diagnostican cerca de 1.100 casos nuevos.

Las causas de la diabetes infantil

La diabetes infantil es una enfermedad metabólica que se caracteriza por la alteración en la producción y/o asimilación de la insulina, la sustancia que se encarga de convertir el azúcar o glucosa de los alimentos en energía. De esta manera, al organismo le resulta cada vez más difícil metabolizar los azúcares de los dulces, las pastas, los zumos y demás alimentos que los niños adoran y suelen consumir a diario.

Todo comienza con una alteración en el funcionamiento del páncreas, que es el órgano encargado de la producción de insulina, aunque en la mayoría de los casos esta no es la causa principal que desencadena la diabetes infantil.

De hecho, existen dos tipos de diabetes: la diabetes tipo I y la diabetes tipo II. La primera, también conocida como diabetes insulino-dependiente, es la más frecuente entre los niños y afecta aproximadamente al 90% de ellos. Se trata de una alteración en las células beta del páncreas que son las encargadas de producir insulina, dando como resultado una deficiencia absoluta de esta sustancia en el organismo. Aún no se ha llegado a comprender qué causa este problema, aunque algunas teorías apuntan hacia un desencadenante viral o ambiental, que afectaría a los niños genéticamente susceptibles.

Causas prevenir diabetes infantil

Por otra parte, la diabetes tipo II es un trastorno de origen autoinmune con un componente hereditario muy fuerte, lo que significa que los niños con antecedentes familiares de diabetes tienen un riesgo mayor de padecerla. Sin embargo, a diferencia de la diabetes tipo I, la diabetes II es menos frecuente en los niños porque está estrechamente relacionada con estilos de vida inadecuados y el desgaste natural del organismo. En la diabetes tipo II se produce menos insulina de la que el organismo necesita o, por el contrario, la insulina que se produce es suficiente pero el cuerpo la rechaza. De esta manera, mientras mayor es el consumo de alimentos ricos en azúcares, peor es la asimilación de glucosa.

No obstante, independientemente de las causas específicas que provocan uno u otro tipo de diabetes infantil, los expertos están convencidos de que algunos factores del estilo de vida pueden, no solo incrementar el riesgo de padecer la enfermedad, sino además acentuar los síntomas y agravar sus consecuencias. Así, se conoce que una alimentación inadecuada rica en azúcares, carbohidratos y grasas y la escasa actividad física pueden desencadenar la diabetes infantil.

¿Cómo prevenir la diabetes infantil?

Por lo general, la diabetes infantil comienza con síntomas sutiles que pueden pasar desapercibidos para los niños y sus padres, como una sed intensa, necesidad frecuente de orinar, pérdida de peso, debilidad, visión borrosa y sequedad en la boca y las mucosas. Por eso, a menudo esta patología no se diagnostica hasta que no ha avanzado y empiezan a aparecer las primeras complicaciones.

Afortunadamente, la diabetes infantil se puede tratar y, lo que es mejor aún, se puede prevenir. Basta poner en práctica algunos cambios en la rutina cotidiana de tus hijos:

  • Reduce la ingesta de azúcares de absorción rápida que se encuentran en los dulces y los alimentos procesados.
  • Incrementa el consumo de frutas y vegetales, al menos tres raciones al día para los niños pequeños y cinco para los adolescentes.
  • Estimula el consumo de abundante agua, aunque el pequeño no tenga sed. Apuesta preferentemente por el agua y reduce el consumo de gaseosas y zumos industriales.
  • Fomenta la actividad física y el deporte al aire libre para evitar el sedentarismo.

Deja un comentario sobre “Diabetes infantil: Conocer sus causas para prevenirla”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!