Qué hacer cuando el niño no quiere comer

Qué hacer cuando un niño no come nada

Niño no quiere comer nada

Una de las preocupaciones más habituales de los padres, y también uno de los motivos por el que acuden con mayor frecuencia a la consulta de pediatría, es la inapetencia de sus hijos. Se trata de un problema bastante usual, sobre todo durante los primeros años de vida, aunque suele repetirse varias veces a lo largo de la infancia.

En la mayoría de los casos la inapetencia no se debe a una enfermedad en particular, sino simplemente al estado emocional del niño. Sin embargo, independientemente de su causa, el principal problema es que a veces la inapetencia puede dar pie a problemas más severos, como una deficiencia vitamínica o incluso una desnutrición. Afortunadamente, estas dificultades se pueden evitar.

Cinco estrategias para estimular el apetito en el niño

1. Establece un horario fijo para las comidas

Los hábitos le confieren estabilidad a la vida del niño y le hacen sentir seguro. De hecho, si sigues un horario regular para las comidas, el niño no solo podrá prepararse mentalmente para el momento de la cena sino que también tendrá más apetito. Cuando el pequeño se adapta a un horario determinado, su estómago comienza a segregar los jugos gástricos con anticipación y, por tanto, la sensación de hambre aumenta. Por eso, es conveniente que establezcas un horario fijo para las cinco comidas del día, y que evites que el niño coma a deshoras.

niño no quiere comer

2. Convierte la cena en un momento divertido

A menudo, reducimos el placer de comer al simple acto de alimentarnos por obligación, y los niños se percatan, por lo que no es extraño que desarrollen una asociación negativa con la comida. Al contrario, si pensamos que la cena es un momento para pasarlo bien y compartir en familia, los niños también lo percibirán así y se sentirán más motivados a comer. Para lograrlo, puedes darle participación en la preparación de la cena o pedirle que te ayude a poner la mesa. Se trata de que el niño se sienta atraído por el ritual que implica la comida, y que lo perciba como un momento agradable.

3. Apuesta por una dieta variada desde los primeros años de vida

A partir de los 6 meses, el bebé está preparado para comenzar con una alimentación variada. Sin embargo, uno de los errores más frecuentes que cometen los padres consiste en ofrecerle siempre los alimentos que el niño prefiere, para que coma sin problemas. Sin embargo, es durante los primeros años cuando se forman los gustos en materia gastronómica, por lo que se recomienda introducir paulatinamente todo tipo de alimentos, de forma que su paladar se acostumbre a diferentes texturas y sabores.

4. Preséntale platos atractivos

Para muchos niños, comer una fruta o un plato de ensalada puede convertirse en una verdadera tortura. Sin embargo, si echas a volar tu imaginación y preparas la comida de forma creativa, estarán más dispuestos a probar nuevos sabores. En muchas ocasiones se trata tan solo de encontrar la combinación de sabores adecuada, o de mezclar diferentes colores de una forma original. En caso de que el niño se resista a comer, no insistas demasiado, espera unos días y vuelve a presentarle el alimento, preparado de una forma diferente. Recuerda que aunque el sabor es importante, una presentación atractiva puede obrar milagros.

5. Sírvele una cantidad de comida adecuada a su edad

Algunos padres llenan innecesariamente el plato de los niños, pensando que así se animarán a comer más. Sin embargo, en realidad se trata de una estrategia contraproducente porque cuando el niño no tiene mucho apetito, ver un plato colmado de comida le provocará una mayor sensación de saciedad y, por ende, comerá menos. Por eso, para estimular el apetito de los niños, es mejor servirles una cantidad razonable y adecuada a su edad. Si tienes preparados varios platos, será mejor que reduzcas las porciones de los primeros, para asegurarte de que el pequeño no se sacie enseguida.

Un comentario sobre “Qué hacer cuando el niño no quiere comer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!