Hoteles rurales en Cataluña para ir con niños

Los mejores hoteles rurales para una escapada familiar en Cataluña

hotel rural catalunya

Apostar por un destino rural para pasar un fin de semana con los niños es una opción excelente. Además, es una forma para estimular el desarrollo de los niños pues el contacto directo con la naturaleza potencia el aprendizaje, sus funciones cognitivas y la autonomía. De hecho, se ha demostrado que los peques que más tiempo pasan en entornos naturales aprenden con mayor facilidad, enferman menos y son más felices. Sin duda, son motivos más que suficientes para organizar actividades al aire libre en las que los niños puedan disfrutar de su entorno.

10 hoteles rurales en Cataluña donde podrás pasar unas vacaciones en familia

1. Vilar Rural de Sant Hilari

Hotel rural Vilar Rural de Sant Hilari, en Sant Hilari Sacalm, Girona, Cataluña

Hotel Vilar Rural de Sant Hilari, en Sant Hilari Sacalm, Girona

Se trata de un hotel rural perfecto para alojarse con niños durante un fin de semana ya que se encuentra ubicado en un paraje natural de una belleza incomparable: el Parque Natural del Montseny. Es un entorno rodeado de montañas, valles y bosques que ha sido declarado Reserva de la Biosfera. Sin duda, el sitio perfecto para emprender actividades al aire libre como paseos, ascensiones, rutas en bicicleta y senderismo.

Los peques también podrán implicarse en las actividades del huerto y la granja, aprendiendo las artes de la vida en el campo y, además, podrán cursar los talleres de cocina y manualidades que suelen impartir. Por supuesto, también hay un espacio para jugar, este hotel cuenta con un parque de aventuras donde hay diversas atracciones sobre los árboles, así como juegos acuáticos en la piscina. También hay un programa de actividades para los bebés en el parque infantil y para los peques que aún tengan energía durante la noche, hay una minidisco.


2. Cerdanya EcoResort

Hotel rural Cerdanya EcoResort & Spa, en Prulláns, Lleida

Hotel rural Cerdanya EcoResort & Spa, en Prulláns, Lleida

Es un conjunto rural hotelero que incluye bungalows, camping y aparthotel donde podrás pasar un fin de semana increíble en familia. Uno de sus mayores atractivos son las actividades al aire libre que se pueden disfrutar en la Cerdaña, un entorno en el que los peques podrán divertirse muchísimo dando paseos a pie o en bicicleta, así como sumándose a las excursiones de senderismo que les llevarán por los lugares más icónicos de la región en el Valle de la Llosa y el Pirineo Condal. También hay una ruta que les permitirá remontarse a la prehistoria y descubrir los restos de antiguas civilizaciones.

Por supuesto, hay un espacio destinado al entretenimiento lúdico, así como programas de actividades y animación que se desarrollan cada jornada: en este resort hay un parque infantil con muchísimos juegos, un miniclub con castillo de madera y rocódromo, y un parque de actividades que tiene cama elástica, torre gigante, juego de serpientes y escaleras, circuito de túneles y juegos de equilibrio, anillas de madera y granja de animales.


3. Xalet de Prades

Apartahotel rural Xalet de Prades, en Prades, Tarragona, Cataluña

Aparthotel rural Xalet de Prades, en Prades, Tarragona

Se trata de un complejo rural formado por un conjunto de casas de madera ecológicas ubicadas en el corazón de las Montañas de Prades. Podrás alojarte con los niños en casas en los árboles, casas de madera o casas con un estilo rústico. No obstante, lo mejor de este destino son las múltiples actividades pensadas para los niños: paseos y excursiones en la montaña, espeleología, escalada, paseos a caballo y senderismo. También hay espacio para los juegos de paintball, el entrenamiento de tiro con arco y los deportes de pista.

Por supuesto, en este complejo hay un parque infantil rústico donde no faltan las opciones de entretenimiento para los más pequeños de casa, aunque los que prefieran disfrutar del agua tendrán a su disposición una piscina. Además, cuenta con una zona de juegos en la que hay mesas de ping pong y futbito. Los niños que opten por las actividades naturales tendrán la oportunidad de interactuar con los animales de la granja y aprender las artes del trabajo en el campo.


4. Berga Resort, en Barcelona

Complejo turístico Berga Resort, en Berga, Barcelona (Pirineos)

Complejo turístico Berga Resort, en Berga, Barcelona

Se trata de un complejo turístico situado en el corazón de los Pirineos que ofrece alojamientos capaces de satisfacer todas las necesidades: chalets, mobil-homes, bungalows de madera y parcelas de camping. Uno de sus mayores reclamos es el “Salti Park”, un parque infantil interior que incluye un castillo con toboganes de colores, piscinas de bolas, monitores de juego, ludoteca y una sala de fiesta con karaoke que hará las delicias de los más pequeños.

A los más activos les aguarda una zona de ocio que cuenta con una sala de juegos y un parque infantil exterior que tiene toboganes, tirolinas y columpios. Además, ofrecen actividades de animación familiar e infantil y actividades acuáticas: hay un circuito de agua con fuente de hielo, un templo de duchas, un camino de sensaciones y hamacas térmicas. Quienes prefieran realizar actividades en contacto directo con la naturaleza podrán sumarse a las decenas de rutas de senderismo a través de los maravillosos valles y montañas que discurren a través de los Pirineos.


5. Vilar Rural de Arnes

Hotel rural Vilar Rural d’Arnes, en Tarragona

Hotel Vilar Rural D’Arnes, en Arnes, Tarragona

Se trata de un hotel rural ubicado muy cerca del Delta del Ebro, justo a los pies del Parque Natural dels Ports, un alojamiento perfecto para las familias con niños ya que brinda muchísimas opciones para entretenerse en contacto directo con la naturaleza. De hecho, desde sus instalaciones se pueden emprender excursiones con los niños a Toll del Vidre, el Estrets y el Parrizal, o disfrutar de un picnic en los bellísimos paisajes naturales del Delta del Ebro o de Matarraña.

Quienes prefieran quedarse descansando en el hotel también tienen a su disposición diferentes opciones para que los niños se diviertan ya que este espacio cuenta con una granja con animales, un estanque con patos y un huerto donde los peques podrán entretenerse. Además, tiene una piscina infantil, así como una sala de juegos y un área dotada de múltiples atracciones. También se realizan talleres de manualidades y de cocina para los más pequeños e incluso hay una minidisco donde pueden ir a bailar en la noche.


6. Can Clotas, en Girona

Hotel rural Can Clotas, en Cistella, Girona, Catalunya

Hotel rural Can Clotas, en Cistella, Girona

Esta masía catalana ubicada muy cerca del centro de Cistella y rodeada de una exuberante naturaleza es perfecta para organizar una escapada con los niños. Cerca de sus instalaciones encontrarás opciones para emprender todo tipo de aventuras en la naturaleza, desde paseos a caballo y rutas de senderismo por los alrededores hasta recorridos en globo para los más atrevidos. Muy cerca también encontrarás la Bahía de Roses, donde puedes practicar esnórquel con los peques.

Si te hace ilusión disfrutar de una tarde de descanso en su biblioteca, hay muchos espacios para que los niños se diviertan en la masía: tiene una piscina al aire libre, así como un área de juegos exterior. En el interior cuenta con una zona de entretenimiento con juegos de mesa y ping pong para disfrutar en familia. Vale destacar que tienen menús especialmente pensados para los niños.


7. Hotel Rural & Spa Mas Prat, en Girona

Hotel Rural & Spa Mas Prat, en Vall de Bianya, Girona, Catalunya

Hotel Rural & Spa Mas Prat, en Vall de Bianya, Girona

Erigido sobre una antigua parroquia, este hotel rural se encuentra en un enclave único para disfrutar de unas vacaciones familiares en contacto directo con la naturaleza. Gracias a su proximidad a la reserva natural de la Garrotxa, podrás emprender rutas de senderismo o a lomos de caballo a través del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, recorrer en bici la vía verde que va desde Olot hasta Girona o descubrir la belleza del paisaje a ojo de águila en un globo aerostático.

Otro de los atractivos de Mas Prat son sus increíbles habitaciones con vistas panorámicas y sus diversas opciones de entretenimiento para que los más pequeños se diviertan mientras te relajas en su spa. Tiene una piscina para los niños más mayorcitos, así como un amplio jardín donde pueden jugar y correr a sus anchas. También cuenta con una terraza donde puedes pasar un rato entretenido con los niños y, para mimar a los peques ¡pídeles el menú infantil preparado especialmente para ellos!


8. Hotel Terradets, en Lleida

Hotel rural Terradets, en Cellers, Lleida, Catalunya

Hotel rural Terradets, en Cellers, Lleida

Situado junto al lago de Terradets, se encuentra este idílico hotel rural con vistas al lago y a la Sierra del Montsec. El hotel cuenta con habitaciones familiares de espacios comunicados, algunas dotadas de claraboyas para que disfrutes de una experiencia única con los niños contemplando el cielo estrellado antes de ir a dormir. Otro de sus mayores atractivos son los espacios para los peques: tiene una zona de juego interior con juegos de mesa, billar y futbolín, una piscina exterior y una pista de pádel.

El Hotel Terradets también organiza diversas actividades para que los niños no se aburran. De hecho, cuenta con un club infantil en el que tienen sesiones de animación, talleres y juegos cada jornada. Además, tienen una amplia variedad de planes para hacer con los peques por los alrededores, desde juegos de orientación en la naturaleza y excursiones a cuevas hasta rutas de senderismo y paseos a caballo por el lago Montcortés.


9. Vilar Rural de Cardona, en Barcelona

Hotel Vilar Rural de Cardona, en Cardona, Barcelona, Catalunya

Hotel Vilar Rural de Cardona, en Cardona, Barcelona

Nada más cruzar el umbral de este hotel con vistas al Castillo de Cardona, las minas de sal y la Vall del Cardener, los niños emprenderán un viaje en el tiempo a la época medieval y se sentirán unos auténticos caballeros y princesas. Desde las instalaciones podrán visitar tanto el Castillo como el casco histórico del pueblo y emprender excursiones por los alrededores. Otro plan muy interesante son las visitas al Parque Cultural de la Montaña de Sal de Cardona donde podrán aprender un poco más sobre el proceso de obtención de la sal.

Otro sus mayores reclamos son sus múltiples actividades en las instalaciones: en Vilar Rural de Cardona los niños podrán visitar la granja y el huerto del hotel para conocer cómo crecen los tomates o cómo se alimentan las gallinas. Además, podrán participar en talleres de cocina y manualidades, así como en clases sobre reciclaje, magia o el circo. Los más pequeñitos también podrán sumarse a las sesiones de yoga para bebés, los talleres sensoriales o los juegos heurísticos. También hay una piscina exclusiva para niños y un parque infantil.


10. Vinyes de L’Empordà

Hotel rural Vinyes de L’Empordà, en Fonteta, Girona

Hotel rural Vinyes de L’Empordà, en Fonteta, Girona

Este pequeño hotel ubicado en el corazón de L’Empordà es un sitio perfecto para disfrutar de unas vacaciones relajantes en familia. De hecho, Vinyes de L’Empordà cuenta con habitaciones familiares muy bien equipadas para que sus huéspedes se sientan a gusto y no echen en falta las comodidades del hogar.

Además, el hotel tiene una piscina en la que los niños pueden darse un chapuzón y cuenta con amplios espacios abiertos para que puedan jugar a sus anchas. Las familias más activas tienen diferentes opciones para disfrutar de este precioso entorno: pueden recorrer los alrededores en burricletas y visitar los Jardines de L’Empordà. También pueden descubrir los secretos mejor guardados de las villas medievales de Ullastret, Monells y Peratallada, o aprovechar las preciosas calas que esconde la costa.

2 comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios