Hoteles rurales para ir con niños

Los mejores hoteles rurales en España para ir con niños

Hotel rural Pazo la Buzaca en Pontevedra

En España el turismo rural está ganando cada vez más fans. De hecho, suele ser una de las opciones preferidas de la mayoría de las familias españolas, sobre todo de las que apuestan por un entretenimiento más sano lejos del caos de la ciudad.

Además, muchos padres son conscientes de que las actividades al aire libre en contacto con la naturaleza son beneficiosas para sus hijos ya que fomentan su independencia y creatividad. Así lo ha comprobado un estudio realizado en la Universidad de Oxford en el que se apreció que los niños que pasan más tiempo en la naturaleza se adaptan mejor a los cambios y desarrollan una mayor concentración, a la vez que tienen una mayor autoconfianza.

Sin duda, son motivos más que suficientes para planificar un viaje con los niños fuera de las grandes ciudades, en algún destino rural. Afortunadamente, en España existen diferentes opciones donde alojarte con los niños, así que solo tendrás que elegir la que mejor se adapte a vuestras expectativas. Selección de hoteles rurales para ir con niños en España.

12 hoteles rurales que harán las delicias de los niños

1. Hotel Casa Antiga do Monte, en A Coruña

Hotel rural Casa Antiga do Monte, en Lestrove, A Coruña

Hotel rural Casa Antiga do Monte, en Lestrove, A Coruña

Se trata de un pequeño hotel situado en el entorno más bucólico de La Coruña. Uno de sus principales atractivos es precisamente sus increíbles vistas hacia el monte y el campo, aunque también es popular por sus diversas opciones de entretenimiento al aire libre para la familia. De hecho, los que adoran el deporte tendrán la oportunidad de disfrutar de las pistas deportivas ideales para la práctica de futbito, pádel y baloncesto.

También podrán emprender rutas de senderismo por el Alto da Paxareira, Lestroben y la Cruz de Avelán, y los que prefieran las excursiones, podrán disfrutar de los diversos afluentes de los ríos que atraviesan la zona. Además, hay paseos en bicicleta en la montaña, actividades acuáticas en el río y cabalgatas. En el hotel también cuentan con un parque infantil con juegos tradicionales y una piscina que pueden usar los niños.


2. Paraíso del Tiétar, en Ávila

Hotel rural Paraíso del Tiétar, en La Adrada, Ávila

Hotel rural Paraíso del Tiétar, en La Adrada, Ávila

Se trata de un pequeño conjunto de cabañas suites de madera ubicadas en pleno Valle del Tiétar, ideales para tomar un pequeño descanso en familia. De hecho, a pesar de estar ubicadas en pleno valle, las cabañas cuentan con todas las comodidades de un gran hotel, a la vez que se organizan diferentes excursiones y talleres de manualidades pensando en la diversión de los más chicos.

Para los más pequeños hay casitas de duendes y parques infantiles con diversos tipos de juegos. Además, quienes prefieran unas vacaciones más activas también estarán de enhorabuena pues hay pistas de pádel y de baloncesto, a la vez que podrán emprender excursiones en bicicleta a través del Valle del Tiétar. También hay paseos y excursiones por el valle, rutas a caballo, actividades de pesca y parapente y juegos de paintball.


3. Can Clotas, en Girona

Hotel rural Can Clotas en Cistella, Girona

Hotel rural Can Clotas, en Cistella, Girona

Esta antigua casa rural ubicada muy cerca de la provincia de Gerona, en el mismo Alt Empordá, es un sitio ideal para alojarse con niños. Uno de sus mayores reclamos es la cantidad de espacio natural para disfrutar de actividades al aire libre, por lo que los niños podrán implicarse en las actividades ecuestres, especialmente en las rutas a caballo que se organizan dependiendo del nivel de los jinetes, a través de los parajes del Empordá.

También podrán sumarse a las actividades familiares, como las excursiones en bicicleta y la práctica de kayak en el Parque Natural del Cap de Creus, el Parque Natural dels Aigüamolls de l’Empordá y en el pantano de la Boadella. Aunque probablemente una de las actividades que los niños adorarán será los vuelos en globo porque podrán contemplar la Costa Brava, las islas Medas, los Pirineos y los pueblos medievales de los alrededores.


4. Pazo la Buzaca, en Pontevedra

Hotel Pazo la Buzaca, en Moraña, Pontevedra

Hotel rural Pazo la Buzaca, en Moraña, Pontevedra

En el mismo corazón de Galicia se encuentra este hotel rural perfecto para las familias que buscan un poco de relax y estar en contacto directo con la naturaleza. De hecho, su entorno natural es uno de sus mayores atractivos pues además de ofrecer vistas únicas, permite disfrutar de numerosas actividades al aire libre. Los más pequeños podrán participar junto a sus padres de las rutas de senderismo libres y guiadas, así como emprender paseos a caballo por los alrededores del Pazo.

También tendrán la oportunidad de disfrutar en familia de Las Termas de Cuntis, el mayor balneario de agua termal de Galicia. Los que prefieran las actividades más intensas no quedarán defraudados ya que habrá verdaderas descargas de adrenalina en las batallas de paintball que suelen celebrarse en los campos de los alrededores, así como en las rutas de carreras de quad. Otra de las atracciones son las actividades arbóreas, los peques adorarán colgarse de las lianas, las cuerdas, las tirolinas y los puentes que están suspendidos en los árboles del Ecoparque.


5. Vado del Duratón, en Segovia

Hotel rural Vado del Duratón, en Sepúlveda, Segovia

Hotel rural Vado del Duratón, en Sepúlveda, Segovia

El hotel se encuentra ubicado en pleno casco histórico de Sepúlveda, a tan solo 4 minutos del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, un paraje protegido en el que hay muchísimas opciones para disfrutar de la naturaleza: la familia podrá recorrer las distintas rutas de senderismo que atraviesan el parque, descender por el río a bordo de una piragua, pasear a caballo por los alrededores, sobrevolar los campos en un globo o sentarse a observar las aves que habitan en este entorno, que es la mayor reserva natural de buitres leonado de Europa.

También podrán descubrir los secretos que esconden las edificaciones de Sepúlveda o participar en sus visitas teatralizadas. No obstante, Vado del Duratón no solo se preocupa por el entretenimiento familiar sino también por la comodidad de sus pequeños huéspedes: ofrece cunas, tronas y calienta biberones para que los padres no echen en falta las comodidades del hogar.


6. El Milano Real, en Ávila

Hotel rural El Milano Real, en Hoyos del Espino, Ávila

Hotel rural El Milano Real, en Hoyos del Espino, Ávila

Las familias que quieran alojarse en un hotel rural sin renunciar a las comodidades y lujos que ofrecen los hoteles citadinos, encontrarán en este alojamiento un destino perfecto. Se trata de un hotel rural ubicado en Hoyos del Espino, desde donde se pueden apreciar magníficas vistas del Circo de Gredos, descubrir las distintas rutas de senderismo a través de la Sierra de Gredos o recorrer los alrededores a lomo de caballo. Además, los más pequeños de casa podrán divertirse en el parque de aventuras dotado con cuerdas y tirolinas, disfrutar de los paseos en poni en el Pony Park o participar en las sesiones de observación astronómica.

Los más aventureros podrán recorrer las diferentes rutas autoguiadas de diferentes niveles de dificultad o apuntarse a los cursos de escalada que organiza la Escuela Alpina de los Gredos. También se imparten cursos de cocina y los niños que prefieran quedarse en el hotel tienen a su disposición una sala lúdica con muchísimos juegos, así como un circuito hidrotermal exclusivo para ellos.


7. Hotel Santa Coloma del Camino, en Burgos

Hotel rural Santa Coloma del Camino, en Olmillos, Burgos

Hotel rural Santa Coloma del Camino, en Olmillos, Burgos

Se trata de una finca ubicada muy cerca de Olmillos de Sasamón, una pequeña localidad rural que se encuentra en la ruta del Camino de Santiago, donde se puede disfrutar de unas vacaciones en familia en contacto directo con la naturaleza. De hecho, desde las instalaciones del hotel se pueden contemplar increíbles vistas sobre las colinas y los valles de los alrededores, que también se pueden recorrer a través de diferentes rutas de senderismo.

Además, los niños podrán llegar con sus padres hasta el castillo medieval y la iglesia del siglo XV situados en Olmillos de Sasamón o recorrer en bicicleta los caminos que rodean el hotel. Para quienes prefieran quedarse en las instalaciones, el Hotel Santa Coloma del Camino tiene una sala de juegos para que los más pequeños puedan entretenerse, así como una fresca terraza y amplísimos jardines para que jueguen al aire libre mientras sus padres se relajan.


8. Torre Maestre, en Cuenca

Hotel rural Torre Maestre, en Villar del Maestre, Cuenca

Hotel rural Torre Maestre, en Villar del Maestre, Cuenca

El hotel se erige en la antigua casa del fundador de Villar del Maestre, un pequeño pueblo situado a los pies del Valle del Río Mayor conocido por sus preciosos parajes naturales en los que se puede practicar turismo deportivo y de aventura. De hecho, desde sus instalaciones se pueden recorrer algunas de las rutas de senderismo que atraviesan el valle, emprender paseos por los alrededores en bicicleta o en caballo y practicar parapente con los más pequeños de casa.

Los más osados también podrán disfrutar de distintas actividades multiaventuras y divertidas batallas de paintball. Aunque quienes prefieran planes más tranquilos pueden quedarse en las instalaciones del hotel, que cuenta con una sala de juegos de mesa y un espacio en el que organizan cuentacuentos para los niños.


9. Cortijo del Marqués, en Granada

Hotel rural Cortijo del Marqués, en Albolote, Granada

Hotel rural Cortijo del Marqués, en Albolote, Granada

Para las familias que buscan un lugar tranquilo para descansar con tranquilidad, este hotel situado entre la Sierra del Pozuelo y la Sierra Arana, a tan solo 18 kilómetros del norte de Granada, es el sitio ideal. El hotel se encuentra rodeado de extensos campos de olivos, trigo y girasoles, un paisaje precioso que se puede contemplar desde la habitación. Su enclave privilegiado permite realizar múltiples actividades en contacto directo con la naturaleza: practicar ciclismo y senderismo de montaña, emprender excursiones a caballo, explorar las cuevas de Guadix y el Castillo de La Calahorra o descubrir los secretos de los pueblos blancos de La Alpujarra.

Además, el hotel cuenta con una piscina al aire libre y ofrece distintos servicios infantiles para que los más pequeños de casa no se aburran. Y para que los padres puedan descansar con tranquilidad o aprovechar algunas actividades no aptas para los niños, también ofrece servicio de niñera.


10. Hotel Urbisol, en Barcelona

Hotel rural Urbisol, en Calders, Barcelona

Hotel rural Urbisol, en Calders, Barcelona

Comodidad, buen gusto y minimalismo se conjugan en este hotel ubicado en pleno centro de Cataluña, entre Calders y Moyá, un destino estupendo para disfrutar con los niños de unas vacaciones inolvidables. De hecho, el hotel cuenta con una piscina al aire libre donde los peques pueden darse un chapuzón, así como con una gran terraza y un jardín amplísimo donde pueden jugar libremente mientras sus padres se relajan en el spa.

También hay múltiples opciones para disfrutar en familia, desde paseos a caballo por los alrededores y recorridos en bicicleta o quads hasta barbacoas al aire libre. Para las familias apasionadas del turismo histórico también hay varias alternativas: pueden llegar hasta las cuevas prehistóricas del Toll y el monasterio románico de Santa María de l’Estany.


11. Cerdanya Resort, en Lleida

Escapada rural Hotel Muntanya & Spa (Cerdanya Resort) en Prullans de Cerdanya (Cataluña)

Hotel Muntanya & Spa (Cerdanya Resort), en Prullans de Cerdanya, Lleida

Se trata de un conjunto hotelero situado en la Cerdanya que incluye un camping, bungalows y un apartotel donde podrás pasar un fin de semana inolvidable en familia. Para comenzar con buen pie, puedes darte un chapuzón con los niños en una de las piscinas del hotel o practicar un poco de actividad física aprovechando los servicios deportivos. Aunque es probable que los pequeños prefieran pasar el rato en el parque infantil, el miniclub o disfrutar de las actividades y los juegos infantiles que se organizan cada jornada como parte de la animación. De hecho, hay un castillo de madera, un rocódromo, una torre gigante, una cama elástica, circuitos de túneles, juegos de serpientes y escaleras y atracciones en la granja de animales. Sin duda, el aburrimiento no tendrá cabida.

Sin embargo, uno de los grandes reclamos de este hotel son las actividades al aire libre, en contacto directo con la naturaleza. Un plan excelente consiste en descubrir las rutas de senderismo por el Pirineo Condal y el Valle de la Llosa, dos sitios icónicos de la región. También podéis visitar el Parque del Pirineo Catalán o recorrer la ruta de la prehistoria, en la que los niños podrán descubrir de primera mano los restos del pasado.


12. Casona de la Paca, en Asturias

Hotel rural Casona de la Paca, en Cudillero, Asturias

Hotel rural Casona de la Paca, en Cudillero, Asturias

Si estás buscando un sitio tranquilo en un entorno natural único, este es el lugar perfecto. Se trata de un hotel situado muy cerca de la costa asturiana, en un ambiente completamente natural en el que atrapa la belleza de la vegetación autóctona. De hecho, hay muchísimas atracciones al aire libre para que los niños se diviertan en compañía de sus padres, como las rutas de senderismo por la senda costera de Aguilar para llegar hasta los miradores, desde donde se pueden apreciar increíbles paisajes de la costa asturiana.

Los pequeños amantes de la equitación también estarán de plácemes pues tendrán la oportunidad de dar paseos a caballo por los alrededores del hotel. Y para quienes prefieren las aventuras acuáticas, hay paseos en barco cada jornada y cursos de vela para diferentes niveles. También podéis emprender una excursión con los pequeños por el Cabo de Peñas, la parroquia de Candás, la ciudad de Gijón o llegar hasta el Puerto de Vega o el Parque Natural de Somiedo. Y si preferís la historia, no olvidéis visitar el casco antiguo de Avilés y Oviedo, famosos por sus catedrales y los monumentos prerrománicos.

Un comentario sobre “Hoteles rurales para ir con niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!