Hoteles para vivir una Navidad mágica con los niños

Hoteles Navidad

Organizar un viaje en familia a algún destino especial siempre es un buen plan para pasar una Navidad diferente. En Europa muchísimos alojamientos están ultimando los detalles para estas fechas y algunos ya tienen lista su cartelera de actividades y animación. Sin embargo, si no queréis que esta celebración se convierta en una auténtica pesadilla, lo ideal es que escojáis alojamientos preparados para recibir a los niños. En Etapa Infantil os proponemos algunos hoteles ideales para alojarse en familia estas navidades.

10 hoteles donde pasar la Navidad en familia

1. Hotel del Juguete, en Alicante

Hotel del Juguete Alicante

Si estáis buscando un hotel donde alojaros con los más pequeños de casa en Navidad, esta es una opción excelente. Se trata de un alojamiento divertido y original en el que los niños podrán dormir rodeados de sus juguetes preferidos. De hecho, cuenta con habitaciones temáticas que se inspiran en el mundo Lego, en Barriguitas, Playmobil e incluso, en los tres Reyes Magos, así como con diversos espacios dotados de muchísimos juguetes para que no se aburran.

Además, el Hotel del Juguete tiene preparadas algunas sorpresas para la Navidad: tiene packs personalizados para disfrutar en familia de una Nochebuena inolvidable y ha preparado una gran cena para despedir el año con música y algunas sorpresas tanto para los niños como para sus padres. Aunque lo cierto es que han reservado lo mejor para el 5 de enero: una cabalgata en la que llegarán los Reyes Magos acompañados de los pajes reales, quienes les entregarán personalmente los regalos a los peques.


2. Snowman World Igloo Hotel & Glass Resort, en Rovaniemi

Snowman World Igloo Hotel & Glass Resort, en Rovaniemi

¿Qué mejor plan para la Navidad que alojarse a pocos metros de la casa de Papá Noel? Es un poco lejos, y también un poco frío, pero a los niños les hará muchísima ilusión visitar el hogar de Papá Noel en esta ciudad de la Laponia finlandesa, rodeada de bosques nevados y ríos helados. El hotel es bastante básico, pero eso no debe preocuparos ya que pasaréis la mayor parte del tiempo al aire libre inmerso en las diferentes actividades que organizan en esta temporada, desde excursiones en trineos tirados por perros hasta paseos en esquí de la mano de monitores profesionales.

Sin embargo, es probable que el plan que más disfruten los niños sea ir a conocer a Papá Noel a su propia casa, en la Santa Claus Village, donde también podrán apreciar la Christmas House Santa, una exposición que incluye muestras de las tradiciones navideñas más famosas del mundo y, en especial de la navidad finlandesa. Además, podrán visitar el Santa Park, un espacio de atracciones con diferentes entretenimientos, en el que los elfos se encargarán de que los más pequeños de casa no se aburran.


3. Hotel PortAventura, en Salou

Hotel PortAventura Navidad

Cada Navidad miles de adornos engalanan cada rincón del hotel PortAventura para imprimirle un espíritu navideño con el que tanto los niños como sus padres se sentirán muy a gusto. Sus habitaciones Deluxe Woody & Friends también tienen sorpresas para los peques y para que el aburrimiento no siente casa, cuenta con un amplio plan de actividades que incluye espectáculos, música, juegos y mucho más.

Sin embargo, lo que los niños más disfrutarán serán las atracciones que les aguardan en el parque PortAventura, donde tendrán acceso libre durante toda su estancia en el hotel. Allí les esperan sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, quienes llegarán hasta PortAventura World para recoger las cartas de los niños y repartir caramelos a todos los que se hayan portado bien durante el año.


4. Disneyland Hotel, en París

Disneyland París Navidad

Si estáis planificando un viaje a un destino diferente para pasar la Navidad, esta es una opción ideal. Disneyland Hotel cuenta con habitaciones temáticas y familiares que seguramente les encantarán a los más pequeños de casa, no en vano ha sido merecedor del premio 2017 TripAdvisor Travellers’ Choice. No obstante, uno de sus mayores atractivos son sus múltiples opciones de entretenimiento infantiles: tiene una piscina cubierta, una sala de juegos, así como una zona con animaciones, a la vez que cuenta con servicio de cuentos por radio y Disney TV.

Sin embargo, este hotel de estilo victoriano no solo es el más lujoso de Disney sino que también está situado justo en la entrada de Disneyland Park, donde os aguardarán muchísimas sorpresas navideñas. En el parque los niños no solo podrán disfrutar de sus divertidas atracciones sino que también podrán conocer personalmente a Santa Claus y degustar una inolvidable cena de Nochebuena y Nochevieja junto a sus personajes de Disney favoritos.


5. Cerdanya EcoResort, en Lérida

Hotel Cerdanya Ecoresort Lérida Navidad

Este complejo de hotel, apartamentos y bungalows, ubicado a los pies del Parque Natural de Cadí-Moixeró, es un destino perfecto para disfrutar de una Navidad diferente en contacto directo con la naturaleza. Cuenta con muchísimos espacios para entretener a los pequeños: tiene dos piscinas, una de ellas climatizada, un parque infantil, un miniclub y una granja donde podrán interactuar con los animales. Además, cada jornada organizan excursiones guiadas por los alrededores, actividades de aventuras y paseos en trineo y esquí en la nieve. No obstante, también tiene muchas sorpresas reservadas para la Navidad.

Para celebrar estos días por todo lo alto, cuenta con un programa de actividades muy entretenido, pensado para todas las edades, a la vez que ha organizado una cena de gala por Fin de Año. Y para que los niños no pierdan la ocasión de celebrar el día de los Reyes Magos, también habrá una cabalgata rural espacial en la que los peques recibirán su regalo de mano de las propias majestades.


6. Hotel Whitepod, en Suiza

Hotel Whitepod, en Suiza en Navidad

Si queréis pasar una Navidad mágica e inolvidable, nada mejor que viajar a este original hotel suizo, situado a 1.500 metros de altura. Se trata de un eco-complejo con 15 cabañas geodésicas, tipo iglú, en las que no os faltarán las comodidades a las que estáis acostumbrados ya que cuentan con baño, ducha y una estufa de leña para que os calentéis cuando llegue la noche.

No obstante, el Whitepod tampoco pasa por alto la diversión de los más pequeños: tiene una sala de juegos para que los niños se entretengan mientras os relajáis disfrutando de las vistas y cada jornada organizan actividades en la nieve para toda la familia, desde excursiones con raquetas en la nieve o paseos en trineo tirados por perros por los alrededores hasta recorridos en esquí. Sin duda, una oportunidad de lujo para disfrutar la Navidad en familia al más auténtico estilo nórdico.


7. Meliá Sol y Nieve, en Granada

Hotel Meliá Sol y Nieve Granada

A pie de pista de la Estación de Esquí de Sierra Nevada y en plena zona comercial y de ocio, se erige este hotel, donde podéis disfrutar de una Navidad en la nieve. Meliá Sol y Nieve cuenta con algunos espacios para entretener a los niños mientras os relajáis en el Spa: tiene una sala de juegos recreativos dotada con futbolín y videojuegos y un miniclub para niños de entre 4 y 12 años.

No obstante, uno de sus mayores reclamos son las actividades que se realizan en la Estación de Esquí, donde podéis llegar andando desde el hotel ya que se encuentra a tan solo 100 metros de los remontes mecánicos. En la estación los niños tendrán la oportunidad de participar en talleres de globoflexia, títeres y coloreado de dibujos animados, asimismo, podrán entregarle sus cartas al propio Papá Noel e incluso, hacerse una foto junto a él. Sin embargo, lo mejor estará reservado para el 5 de enero, cuando lleguen esquiando a la estación sus Majestades los Reyes Magos, acompañados por su séquito, para entregarle los regalos a los niños.


8. Palacio de Yrisarri, en Navarra

Hotel Palacio de Yrisarri, en Igantzi, Navarra

Este hotel ubicado en las inmediaciones del parque de aventura IrriSarri Land, es un destino perfecto para disfrutar de unas navidades diferentes con los más pequeños de casa. En sus instalaciones podéis encontrar diferentes espacios para relajaros en plena naturaleza, a la vez que los niños podrán participar en las distintas actividades que se programan en el bosque de IrriSarri Land a cargo de monitores especializados.

Sin duda, uno de los planes que más interesantes les resultará a los peques es la visita al museo del carbón y sus carboneras, donde podrán aprender un poco sobre esta antigua tradición, e incluso, conocer en persona a Olentzero, el personaje de la tradición navarra que se encarga de llevar los regalos de Navidad a los más pequeños de casa. También hay programadas distintas funciones de teatro y para cerrar con broche de oro, Palacio de Yrisarri propone una cena familiar a la luz de las velas en su restaurante.


9. Tivoli Hotel, en Dinamarca

Tivoli Hotel, en København, Dinamarca

Si estáis planificando vuestras vacaciones de Navidad en familia, visitar Dinamarca y alojaros en el Tivoli Hotel puede ser un gran acierto. La carta de presentación de este hotel son sus múltiples habitaciones temáticas, desde la Guard Room inspirada en la guardia del Tivoli hasta la Columbine’s Room dedicada a una de las bailarinas icónicas del Tivoli Pantomine Theatre y la Tivoli Time Room en la que nada más entrar hay un Pierrot para daros la bienvenida.

Sin embargo, uno de sus mayores atractivos es su proximidad a los Jardines de Tivoli, donde los niños podrán disfrutar de las múltiples actividades que programan por Navidad. Allí podrán ver el magnífico edificio de la estación Trainsbury que se viste de gala para la ocasión, asistir al encendido del árbol navideño, visitar el Honey Cake Castle o sucumbir a las golosinas y dulces navideños típicos que encontrarán en prácticamente cada rincón del parque.


10. Ice Hotel, en Suecia

IceHotel, en Jukkasjärvi, Suecia

¡Qué mejor opción para vivir la Navidad que apostar por un alojamiento en pleno Círculo Polar Ártico! Se trata de uno de los hoteles de hielo más impresionantes del mundo, en el que podéis pasar la noche en una habitación de hielo, eso sí, arropado con pieles de reno y un saco de dormir térmico. Los más atrevidos podéis aventuraros a subiros en una moto de nieve o un trineo tirado por perros y emprender rumbo hacia la aurora boreal.

Sin embargo, la verdadera magia de este hotel llega con la Navidad. Las celebraciones empiezan desde noviembre con el tradicional smörgåsbord navideño y las divertidas actividades invernales en los bosques nevados y continúan en diciembre con la tradición local de Lucia, a la que los niños podrán sumarse entonando los villancicos típicos de la temporada. Aunque quizá lo que más ilusión le haga a los peques sea la llegada de Santa en vísperas de Navidad, con quien podrán tomarse una foto y, los que se hayan portado bien durante todo el año, recibir un regalo de sus propias manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios