Cómo superar la separación y convertirse en madre y padre

Cuando los obstáculos te hacen más fuerte

Cómo superar la separación y convertirse en madre y padre

Una separación o un divorcio es un proceso difícil que no es fácil de superar ni para las parejas ni para los niños. Cuando se pasa por un proceso de este tipo puede ser complicado y no importa cuál sea la razón del desencadenante. Cuando una pareja abandona el hogar, la vida se vuelve del revés de repente y puede ser difícil establecer de nuevo una rutina y mantener la productividad. Pero hay cosas que puedes hacer para poder superar esto con éxito.

Reconoce y acepta tus sentimientos

No intentes evadir los sentimientos para no herir a tus hijos. Los niños también deben saber que mamá tiene sentimientos y emociones. No luches contra lo que sientes, es normal sentirse triste, enojado, cansada, frustrada e incluso confundida. También puede ser que sientas ansiedad por el futuro. Acepta tus reacciones y tus sentimientos sin dejar que te controlen, te darás cuenta como con el tiempo, empezarán a disminuir.

Habla de cómo te sientes

Es necesario que hables de cómo te sientes aunque sea difícil que hables de tus sentimientos con otras personas. Es muy importante encontrar una manera de hacerlo, desde que tu expareja abandonó el hogar estás pasando una época de duelo. Cuando las demás personas cercanas a ti sean conscientes de tus sentimientos, podrás sentirte menos sola con tu dolor y esto te hará sentirte mejor.

No tienes que vivir esto sola, habla con tus amigos y familiares sobre tus sentimientos y sobre cómo estás diariamente. Si te quieren echar una mano y ayudarte en tus tareas diarias, no se lo niegues, te vendrá de perlas. No tengas miedo de pedir ayuda de forma externa si realmente lo necesitas.

Cómo superar separación madre padre

Escribe un diario

Si lo prefieres, en lugar de contar lo que sientes (aunque hacerlo a una persona de confianza no es una mala opción), también y de forma paralela, puedes escribir un diario para plasmar todos tus sentimientos. De esta manera podrás sacar de tu cabeza todos los pensamientos negativos y vivir más tranquila.

Deja que el tiempo te ayude

Debes permitirte sentir y funcionar a un nivel más bajo al óptimo durante un período de tiempo. Puede que no seas tan productivo en el trabajo o con la limpieza del hogar, pero sólo será cuestión de tiempo. Cuando pasen las semanas te darás cuenta cómo empezarás a sanar, reagruparás tus energías y te sentirás mejor. Pero eso sí, no olvides que tus hijos son primordial para ti y tú para ellos.

Cuida de ti

Es necesario que te cuides emocionalmente y físicamente. No culpes. Sé bueno/a contigo y con tu cuerpo, tómate un tiempo para hacer ejercicio, comer bien y descansar. Mantén las rutinas familiares tanto como sea posible y no tomes decisiones importantes si estás enfadado/a o con un mal estado de ánimo. No utilices el alcohol, las drogas o el tabaco para hacer frente a la ansiedad, eso sólo te causará más problemas.

Piensa en positivo

Aunque parece más fácil decirlo que hacerlo, las cosas pueden ser de otro modo. No discutas con tu ex, disfruta de actividades que te gustan, sal con tus hijos, sigue hacia adelante con expectativas razonables para que la transición sea más fácil. Sé flexible con la vida. Sigue con las tradiciones familiares porque siguen siendo importantes aunque debas reorganizarlas un poco. Ayuda a crear nuevas actividades para la familia y procura potenciar la unión familiar.

Tus hijos te necesitan

Tus hijos al igual que tú, también deben superar ese abandono de su progenitor/a, por eso será necesario que tengas en cuenta algunas cosas:

  • Habla sobre lo que ha ocurrido, no les mientas
  • Tranquiliza y escucha lo que tienen que decirte
  • Asegúrate de que entienden que nada es culpa de ellos
  • Mantén una estabilidad en el hogar con rutinas diarias
  • Ofrece disciplina positiva constante
  • No involucres a tus hijos en el conflicto
  • Deja que se den cuenta de que pueden confiar plenamente en ti
  • Ayúdales a que entiendan y expresen sus emociones

2 comentarios sobre “Cómo superar la separación y convertirse en madre y padre

  1. Graciela Olaya Guerrero dice:

    El fin de una relación de pareja no es fácil, cuando hay hijos de por medio de una u otra manera los pequeños son los que sufren, se debe tomar la situación con serenidad,hablar con los niños y decirles o contarles las dificultades que se presentó pero ellos no tienen nada que ver en el asunto, para una mala relación es mejor una buena amistad así sea de lejos sin afectar los sentimientos y emociones de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!