20 viajes diferentes para hacer con los niños en Semana Santa

Viajes Semana Santa

La Semana Santa se acerca, por lo que ya va siendo hora de organizar los planes con los niños. Tanto si pensáis realizar una pequeña escapada como si estáis planificando un viaje más largo en familia, existen muchísimas opciones entre las cuales elegir. En Etapa Infantil os contamos algunos de los viajes más divertidos con los más pequeños de casa en diferentes destinos vacacionales.

Viajes para disfrutar en familia la Semana Santa de 2020

1. Ruta por Cádiz, España

Cadiz Semana Santa

Pueblos blancos

Esta ciudad andaluza, con su esencia marinera y su arquitectura peculiar en la que se fusionan las raíces hispanas y árabes, tiene mucho que ofrecer a sus visitantes durante la Semana Santa. Desde sus paradisíacas playas en la Costa de la Luz y sus imponentes paisajes montañosos de la Sierra de Cádiz, la ciudad atesora muchísimos espacios naturales perfectos para disfrutar de un buen plan en familia. Sin embargo, uno de sus mayores encantos es la ruta por los pueblos blancos, un recorrido que discurre entre los pintorescos callejones y el típico trazado laberíntico árabe de Arcos de la Frontera, Grazalema, Olvera, Setenil de las Bodegas y Zahara de la Sierra.


2. Escapada a Roma, Italia

Coliseo Romano en Roma

Coliseo Romano

La Semana Santa puede ser una buena excusa para llevar a los niños a conocer Roma. La ciudad atesora monumentos históricos que merece la pena visitar una vez en la vida, como el Coliseo y los foros romanos, la Basílica de San Marcos, la Plaza Venezia, la Fontana di Trevi, la Basílica de San Pietro in Vincoli, la Plaza España, la Plaza Navona o el Altare della Patria. Una de los sitios que no podéis perderos, a pesar de estar en otro país, es el Vaticano y su impresionante museo que atesora una de las joyas más icónicas del arte, la Capilla Sixtina. Sin embargo, la ciudad también cuenta con diversos espacios verdes para los amantes de la naturaleza que merecen una visita, como la Villa Borghese o los jardines del complejo arqueológico Villa Adriana.


3. Avistamiento en Marismas de Santoña, España

Playa de Berria Cantabria

Playa de Berria

La primavera es la mejor época para visitar Santoña, una pequeña villa ubicada en la zona oriental de Cantabria, así que nada mejor que aprovechar la Semana Santa para hacer una escapada con los niños. En Santoña podéis divertíos en la Playa de Berria y hacer una excursión a través del Monte Buciero. Sin embargo, su mayor atractivo es el Parque Natural de las Marismas de Santoña, donde cada primavera se puede disfrutar de la migración de aves que pasa por esta región, así como de las especies autóctonas que allí habitan. En las Marismas, que se extienden a lo largo de la Bahía de Santoña, también podéis visitar sus grandes dunas, hermosas playas e impresionantes pastizales.


4. Aventura en Cerdeña, Italia

Escapada Cerdeña, Italia

Si os gustan los viajes cerca del mar, organizar una escapada a Cerdeña puede ser una buena alternativa para disfrutar de la Semana Santa. Además de sus preciosas playas, calas íntimas y acantilados imponentes, la isla cuenta con increíbles parajes naturales como la Gruta de Neptuno, el Gola di Gorropu, uno de los cañones más altos de toda Europa, o el Parco della Giara, donde los niños podrán ver los últimos caballos salvajes de Europa. Otro de sus grandes atractivos es su riqueza arquitectónica, en la que destacan monumentos como la Torre dei Corsari hasta pueblos y barrios muy pintorescos como Orgosolo, Gavoi, Nuoro o Bosa.


5. Días en Cantabria, España

Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Diversión y naturaleza se conjugan a partes iguales en este rincón de España, un destino perfecto para disfrutar de unos días en familia. Desde sus playas y senderos que discurren entre los faros hasta sus cuevas prehistóricas y valles pasiegos, Cantabria cuenta con muchísimos espacios naturales donde planificar actividades al aire libre con los niños. Uno de los sitios que debéis visitar es el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, aunque también podéis planificar una ruta a través de la Cordillera Cantábrica en los Picos de Europa. A esto se le suma su rico patrimonio cultural dentro del que se incluyen centros de obligada visita como el Centro Botín, el Museo Marítimo del Cantábrico o la Casa de las Mareas.


6. Escapada a Provenza, Francia

Provenza Francia

No hay mejor sitio para conocer la auténtica cultura francesa que en esta región del suroeste de Francia, una excusa perfecta para viajar con los niños en Semana Santa. Provenza cuenta con muchos rincones preciosos, como Aviñón y su palacio gótico, uno de los más grandes del mundo catalogado Patrimonio Mundial de la Humanidad, los preciosos pueblos en Luberon y les Alpilles, o la histórica Arlés, ubicada alrededor del río Ródano. También cuenta con muchísimos tesoros naturales que merecen una visita como el humedal de La Camarga, famoso por sus flamencos rosados, la ruta de la lavanda que termina en el conocido Museo de la Lavanda, y el Parque Nacional de Mercantour, donde los niños podrán conocer algunos de los animales de alta montaña que allí habitan.


7. Experiencia volcánica en Lanzarote, España

Lanzarote

Si queréis disfrutar de una experiencia familiar diferente, podéis planificar un viaje a Lanzarote con los niños. Se trata de una de las islas Canarias menos conocidas y una de las que más opciones ofrece a sus visitantes. Por supuesto, no podéis perderos sus impresionantes playas de arena negra como Playa Quemada o Playa de las Malvas, las piscinas naturales de Los Charcones o su conocida Playa Blanca, donde los niños podrán divertirse en la orilla e incluso, darse un chapuzón. Sin embargo, en la isla también podéis emprender múltiples rutas a destinos muy peculiares, como el Paisaje Protegido de La Geria, la Cueva de los Verdes y el Parque Nacional de Timanfaya. Y para que los niños aprendan un poco más sobre los piratas y corsarios, podéis visitar el Museo de la Piratería.


8. Vuelo a Ámsterdam, en Países Bajos

Museo de la Ciencia NEMO, en Ámsterdam

No hay mejor momento para visitar Ámsterdam que durante la Semana Santa ya que la ciudad recobra el color y se viste de gala para recibir a sus visitantes. Por supuesto, tenéis que descubrir cada rincón del centro histórico de la ciudad, con su famosa estación Ámsterdam Central, el edificio Oude Kerk o la plaza Nieuwmarkt. Sin embargo, uno de los viajes que no podéis perderos por esta fecha es el espectacular florecimiento de los tulipanes, los cuales podéis encontrar en todas las floristerías de la ciudad, aunque si os animáis podéis acercaros hasta el mayor jardín de tulipanes del mundo “Keukenhof” o visitar la Royal Flora Holland, donde se celebra la mayor subasta de flores a nivel mundial. También podéis ir hasta el Vondelpark, el Oosterpark o el Sarphatipark, donde los niños podrán divertirse en contacto con la naturaleza.


9. Diversión en Tarragona, España

PortAventura China, atracción Angkor

PortAventura World

La ciudad ubicada en la Costa Dorada es, sin duda, una opción perfecta para escaparse con los niños en Semana Santa. Tarragona cuenta con muchísimos sitios para visitar en familia, desde el Anfiteatro de Tarraco y su imponente Catedral hasta el Balcón del Mediterráneo y su antiguo centro histórico. Sin embargo, uno de los lugares que más disfrutarán los peques será PortAventura World, el parque temático más visitado de España y el sexto de Europa, donde podrán divertirse en sus tantísimas atracciones y máquinas de ocio y visitar Ferrari Land, un parque temático ubicado dentro del complejo que cuenta con el acelerador vertical más alto y rápido de Europa.


10. Viaje a Azores, Portugal

Angra do heroísmo, isla Terceira, azores, portugal

Angra do heroísmo

Viajar a las Azores con los más pequeños de casa será una experiencia que no olvidarán. En estas islas se encuentra uno de los mayores santuarios de cetáceos del mundo, por lo que seguramente tendréis la oportunidad de divisar a delfines o ballenas nadando en libertad. Al tratarse de islas volcánicas, cuentan con muchísimos cráteres a donde podéis acercaros con los niños, a la vez que poseen diversas cuevas y grutas que podéis explorar en familia. Uno de los sitios que no podéis perderos es la capital de la Isla Terceira, Angra do heroísmo, cuyo centro fue declarado Patrimonio de la Humanidad, aunque en la isla de San Miguel también encontraréis pueblos con encanto muy bonitos en medio de un paisaje natural inigualable.


11. Entretenimiento en Ibiza, España

Aquarium Cap Blanc Ibiza

Aquarium Cap Blanc

Ibiza no ofrece solo diversión para los adultos, también cuenta con muchas opciones de entretenimiento para la familia. Tiene preciosas playas y calas donde los niños podrán practicar esnórquel e imponentes cuevas y espacios naturales que podéis descubrir en una excursión en familia. También está el parque natural de Ses Salines, donde los peques podrán contemplar la biodiversidad que habita en este estanque de sal protegido, y la granja Can Muson, en la que podrán conocer a los animales autóctonos de la región. Sin embargo, quizá uno de los viajes donde más disfruten los pequeños sea donde hay actividades que ofrecen los diferentes parques acuáticos o de aventuras que hay en la isla.


12. Ruta por Bretaña, en Francia

Bretaña, Francia

Sus calles llenas de historia y un paisaje natural de belleza inigualable convierten a Bretaña es un destino mágico y una apuesta segura para viajar con los niños. Haced la maleta y animaos a descubrir sus playas salvajes y bosques tupidos salpicados de pueblos que parecen salidos de un cuento de hadas, como Concarneau y Rochefort en Terre, donde parece que el tiempo se ha detenido. No os perdáis sus imponentes castillos, como el Castillo de Fougères, el Castillo de Vitré o el Castillo de Josselin, donde los niños se sentirán unos auténticos príncipes y princesas medievales. Por supuesto, Bretaña también cuenta con muchos sitios para el entretenimiento infantil, tiene el Bonobo Parc de loisirs, el Parque de Actividades del Lago de Trémelin y el Oceanopolis.


13. Pernoctar en Nuévalos, España

Cascada Baño de Diana en el Monasterio de Piedra

Monasterio de Piedra

Si estáis buscando un destino natural para alejaros del bullicio de la ciudad y disfrutar de actividades en familia, Nuévalos es una opción excelente. Nuévalos se encuentra en la provincia de Zaragoza y atesora impresionantes paisajes naturales, donde podéis emprender más de una excursión con los niños. Uno de los sitios de obligada visita es el Monasterio de Piedra, un antiguo monasterio cisterciense con más de 800 años de historia, el cual forma parte del Parque Natural del Monasterio de Piedra, un parque jardín en el que podéis estar en contacto directo con la naturaleza. También merece la pena ir hasta la reserva natural del Lago del Espejo y dedicar un día al Embalse de la Tranquera, donde podéis disfrutar de un picnic o pescar en familia.


14. Recorrido por Berlín, Alemania

Legoland Discovery Centre, Berlin

Legoland Discovery Centre

La Semana Santa también puede ser una buena opción para conocer nuevos destinos europeos, como Berlín. Desde la Puerta de Brandeburgo y el Edificio del Reichstag hasta la Isla de los Museos o el Monumento a los Judíos en Europa, la ciudad atesora una arquitectura única que merece la pena visitar al menos una vez en la vida, aunque también cuenta con muchísimas opciones para que los peques se diviertan durante su estancia. Está el Kindermuseum Labyrinth, un museo infantil en el que los niños podrán aprender mientras juegan, así como el AquaDom, el acuario cilíndrico más grande del mundo, y el Legoland Discovery Centre, que comprende las versiones reducidas de los parques Legoland que se encuentran por todo el mundo.


15. Descubrir Valencia, España

Parque Gulliver, en Valencia

Parque Gulliver

Tanto si sois de la Comunidad Valenciana como si vivís en otro lugar de España, visitar Valencia es un plan perfecto para disfrutar de la Semana Santa con los niños. Desde su conocida Ciudad de las Artes y las Ciencias y el Parque Gulliver hasta el Museo de las Fallas y el barrio del Carmen, la ciudad cuenta con muchísimos rincones donde pasar un día divertido en familia. Además, ostenta diversos tesoros naturales como la playa de la Malvarrosa, el Cabanyal o el Parque Natural de la Sierra Calderona, donde también podéis organizar actividades en contacto directo con la naturaleza.


16. Viaje por carretera a Andorra, Andorra

Escuela de esquí para familias y niños de Grandvalira, en Andorra

Grandvalira

A los niños les encantará visitar Andorra en Semana Santa para divertirse en sus picos aún nevados por estas fechas. El país cuenta con múltiples estaciones, como las de Vallnord o Grandvalira, en las que seguramente podéis practicar algún deporte en la nieve o, si la nieve ya ha empezado a derretirse, emprender rumbo hacia las montañas en una excursión familiar. Sin embargo, Andorra también ofrece muchos otros entretenimientos para la familia: está Caldea, el famoso balneario andorrano que cuenta con un spa exclusivo para los niños, y el Palacio de Hielo, donde los peques podrán practicar karting sobre hielo, patinar o entrenar sus habilidades en el curling. No obstante, quizá uno de los sitios que más les guste a los pequeños sea Naturlandia, un increíble parque natural y de atracciones de obligada visita.


17. Excursión a Bardenas Reales, España

Parque temático Sendaviva, en Navarra

Sendaviva

Si os apetece aprovechar estas fechas para vivir una experiencia en familia diferente, Bardenas Reales es un destino perfecto para planificar una escapada. Se trata de un paraje semidesértico, ubicado en el sureste de Navarra, que cuenta con una gran riqueza ecológica, la cual podéis descubrir caminando, en bicicleta o a lomo de caballo a través de las distintas rutas señalizadas que zigzaguean entre los caprichosos barrancos, mesetas y cerros solitarios. Justo al lado, encontraréis Sendaviva, un parque de aventura con muchísimas atracciones divertidas para todos los públicos y más de 200 especies de animales.


18. Ruta por Baden-Wurtemberg, Alemania

Escapada Selva Negra en Alemania con niños

Selva Negra

Organizar una ruta a través de Baden-Wurtemberg, uno de los dieciséis estados federados de Alemania, puede ser una excelente idea para las vacaciones de Semana Santa. Baden-Wurtemberg no solo es conocido por albergar el parque temático más grande del país, el Europa Park, donde se reproducen algunos de los monumentos y símbolos más importantes de algunos de los países europeos, sino que además atesora muchísimos museos, centros de arte y exposiciones pensadas para las familias. En Baden-Wurtemberg también está la conocida Selva Negra, una región montañosa de frondosos bosques y pintorescas villas donde podéis emprender rutas de senderismo o ciclismo de montaña o explorar los secretos que esconden sus cuevas.


19. Visita a Benidorm, España

Benidorm Semana Santa

Viajar a Benidorm con los niños en Semana Santa es una buena idea ya que la ciudad cuenta con muchísimas opciones pensadas para toda la familia. Desde sus populares playas y sus preciosas calas hasta el Parque Natural de la Sierra Helada, Benidorm ofrece todo tipo de paisajes naturales para que podáis realizar actividades con los niños en pleno contacto con la naturaleza. También cuenta con algunos miradores, como el Mirador del Castillo, que merecen la pena visitar, y ostenta algunos edificios o calles emblemáticas de su historia que podéis encontrar en el centro más antiguo, como la iglesia de San Jaime o el Carreró dels Gats. Sin embargo, quizá lo que más disfruten los peques de la ciudad sean sus opciones de entretenimiento que podéis encontrar en algunos de los parques temáticos de la región, como Terra Mítica o Terra Natura.


20. Viaje a Sintra, Portugal

Palacio da Pena, en Sintra, Portugal

Palacio da Pena

Sintra es uno de los grandes desconocidos de Portugal que merece la pena una visita vida. Ubicada cerca de Lisboa, a las faldas de las montañas de Sintra, atesora preciosos parajes naturales en los que podéis adentraros de excursión con los niños. Sin embargo, esta villa declarada Patrimonio de la Humanidad también cuenta con una arquitectura llena de historia que merece la pena conocer, sin duda, no podéis perderos su joya más preciada, el Palacio da Pena, enclavado en la cima de un frondoso bosque, aunque también tiene muchos otros sitios con encanto como el palacete Quinta da Regaleira, el Palacio de Monserrate y el Castelo dos Mouros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios