Andorra con niños

Los mejores planes para disfrutar Andorra con niños

Parque infantil Agustina en Vallnord, en Andorra

Si estáis pensando en organizar unas pequeñas vacaciones o escaparos un fin de semana con los niños, Andorra es un excelente destino. Se trata de un país muy versátil que conjuga, como ningún otro sitio, algunas de las tradiciones más autóctonas de España y Francia, que se han fusionado a lo largo del tiempo.

Además, si visitáis Andorra durante el verano podréis aprovechar sus rutas de senderismo que discurren entre el Valle del Madriu, el Valle de Incles, los Lagos de Pessons y Tristaina o el Pico del Coma Pedrosa. Y si decidís ir en invierno, os aguardan las pistas de esquí.

5 ideas divertidas para disfrutar Andorra con niños

1. Vallnord

Vallnord, en Andorra

Estación de esquí Vallnord

Los amantes de la naturaleza estarán de enhorabuena visitando este auténtico paraíso natural. Se trata de una estación de esquí que está abierta todo el año, aunque la mayor afluencia de visitantes llega durante la temporada de invierno. De hecho, si llegáis en invierno tendréis la oportunidad de esquiar en alguno de los diversos circuitos o participar en las actividades de mushing, que son programadas para que grandes y niños puedan divertirse sobre la nieve. Si decidís viajar durante el verano también tendrás mucho que hacer ya que cuenta con un espacio para el tiro con arco, un circuito de mini-Quad y un parque infantil equipado con todo tipo de juegos.

Parque infantil Agustina en Vallnord, en Andorra

Parque infantil

Además, en cada temporada organizan rutas de senderismo y excursiones en quads y buggies, así como actividades hípicas y de jump. También cuenta con un Bike Park, en el que podréis emprender rutas en bicicleta de descenso, Four Cross, Woodpark y circuitos de bici muy sencillos para los más pequeños.


2. Naturlandia

Parque de Animales de Naturlandia, en Andorra

Parque de animales

Este increíble parque natural y de atracciones es una visita obligatoria si vais a Andorra con niños. Uno de sus mayores reclamos es el Parque de Animales, donde podréis encontrar diferentes especies, muchas de las cuales viven en su hábitat natural. De hecho, podrán acercarse a muchos de los animales e incluso tocarlos. Hay una zona dedicada exclusivamente al oso pardo de los Pirineos, y también un área dedicada a los herbívoros, donde los niños tendrán la oportunidad de apreciar ciervos comunes, ciervos sika, corzos y gamos.

Tobotronc de Naturlandia, en Andorra

Tobotronc

Airtrek de Naturlandia, en Andorra

Airtrek

Por supuesto, la diversión también está garantizada: los niños podrán subir a Tobotronc, el tobogán alpino más largo del mundo, manejar sus propios coches en el circuito Buggi o escalar el Airtrekk, el mayor Sky Trail de Europa con una estructura de 10 torres y una altura de casi 14 metros. Si aún tienen energía para más, les aguardan tirolinas, camas elásticas, batallas de paintball, hinchables y un circuito de ponis.


3. Grandvalira

Escuela de esquí para familias y niños de Grandvalira, en Andorra

Escuela de esquí para familias y niños

Si viajáis a Andorra en invierno, no querréis perderos esta increíble estación de esquí, el espacio esquiable más grande de los Pirineos, que incluye cerca de 210 kilómetros en pistas. Lo mejor es que cuenta con diferentes tipos de pistas de esquí diseñadas para grandes y niños, de mayor a menor complejidad. De hecho, podréis dejar que los más pequeños disfruten de esta experiencia única sabiendo que estarán seguros en el circuito Mon (T) Magic (en el sector Canillo), que puede vanagloriarse de tener la pista temática infantil más larga del sur de Europa, o en el circuito Imaginarium (en los sectores Grau Roig y Pas de la Casa), tematizado con la famosa marca de juguetes Imaginarium, donde contarán con la compañía de la mascota KicoNico.

Escuela de esqui para niños en Grandvalira, en Andorra

Los niños también podrán disfrutar de un circuito de minigolf, patinetes de agua y kayak y del circuito BabaBoom Circus (en el sector el Tarter), donde podrán sortear diferentes pruebas y obstáculos. Y si no sabéis esquiar no tenéis de qué preocuparos porque también hay diferentes programas de entrenamiento.


4. Caldea

Caldea, en Escaldes-Engordany, Andorra

Muchos padres piensan que Caldea no es un sitio para visitar con niños, pero lo cierto es que este famoso balneario andorrano de aguas termales también tiene mucho que ofrecerles a los pequeños. De hecho, cuenta con un spa exclusivo para los niños, Likids, un espacio en el que podrán divertirse mientras aprenden y se relajan a través de las actividades que cada jornada organiza el centro termal, siempre a cargo de monitores especializados.

Likids tiene una Laguna Termal dotada de camas de agua, cañones de agua y zona de corriente de agua, así como con una Playa Suave que no es más que un espacio sensorial de juegos con pequeñas dunas en las que los niños podrán divertirse mientras desarrollan sus habilidades psicomotrices. Este espacio también cuenta con una Sauna Lounge, cuya temperatura nunca supera los 24ºC, en la que hay bancos de madera donde se realizan distintas actividades, desde cuentacuentos y sesiones de lectura hasta juegos de entretenimiento en inglés. Además, cuenta con el Espacio Beauty para los pequeños más coquetos, así como con un jacuzzi dotado de zona de hidromasaje y hasta un espacio fitness en la que podrán practicar yoga o ejercicios de psicomotricidad.


5. Palacio de Hielo

Palacio de Hielo, en Canillo, Andorra

Los amantes de las actividades de invierno tienen un espacio de entretenimiento asegurado en el Palacio de Hielo o Palau de Gel en Canillo. Se trata de un centro lúdico y deportivo de más de 1.800 metros cuadrados dedicados al hielo, en el que los niños podrán practicar karting sobre hielo, entrenar sus habilidades en el curling  o patinar en compañía de sus padres o amigos. Incluso los peques a los que les apasionan las actividades en el hielo pero nunca las han practicado, podrán intentarlo ahora por primera vez ya que el centro también ofrece clases de iniciación para pequeños novatos.

El Palacio de Hielo también cuenta con una piscina infantil climatizada, en la que los niños podrán divertirse dándose un chapuzón o iniciarse en la práctica del waterpolo y natación a cargo de profesores especializados. Además, el centro tiene una zona de juegos infantiles, una pista exterior de tenis y una pista de squash, donde también podrán jugar en familia o con otros niños. La entrada para los niños menores de 6 años es gratuita, aunque deben ir acompañados por un adulto.

Deja un comentario sobre “Andorra con niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios