¿Cómo adelantar el parto de manera natural?

Cómo adelantar el parto

La mayoría de los partos ocurren entre la semana 37 y 40 del embarazo. De hecho, a partir de la semana 36 el bebé puede llegar en cualquier momento ya que todos sus órganos y sistemas están formados y funcionan bien. En esa etapa su sistema inmunológico está madurando para combatir las infecciones que le aguardan fuera del vientre materno y sus huesos se han fortalecido lo suficiente. De hecho, es probable que el bebé ya esté colocado con la cabeza sobre la pelvis esperando el momento más adecuado para nacer.

Este momento suele llegar de forma natural, pero hay veces en las que puede alargarse hasta las 42 semanas, cuando los médicos intervienen y provocan el parto de forma artificial para evitar complicaciones de salud tanto en la madre como en el bebé. Aunque la mejor opción suele ser dejar que la naturaleza siga su curso y/o confiar en el criterio de los especialistas, existen algunos trucos sencillos para facilitar la dilatación y acelerar el momento del parto de forma segura y sin riesgos que puedes poner en práctica entre la semana 38 y 40 de embarazo.

5 remedios para adelantar el parto de forma natural y sin riesgos

Uno de los trucos naturales a los que recurrían las abuelas para acelerar el parto consistía en consumir especias y comidas picantes. Si bien, la ciencia no ha demostrado su efectividad, se cree que el picante estimula el movimiento intestinal y, con él, se adelantan las contracciones que son la antesala del parto. En cualquier caso, como el picante también aumenta el riesgo de padecer hemorroides y puede causar ardor de estómago, estos son otros trucos que también pueden serte útiles.

1. Caminar a diario

¿Sabías que andar a un ritmo moderado durante al menos 30 minutos tres veces a la semana puede ayudarte a adelantar el parto? Así lo comprobó un estudio realizado en el Hospital Universitario Santa María de Lisboa en el que se encontró que caminar a partir de la semana 38 de gestación no solo promueve el parto natural y espontáneo sino que reduce las probabilidades de una intervención quirúrgica durante este procedimiento.

Esto se debe a que cuando estás en movimiento aumenta el diámetro del canal de parto y se relajan los músculos pélvicos, a la vez que el bebé desciende y se coloca en la posición correcta en el canal de parto. Eso sí, es importante no excederse con el ejercicio físico para prevenir lesiones, evitar el agotamiento y controlar la producción de adrenalina, una hormona que puede retrasar el parto.

2. Estimular los pezones

Otro de los trucos naturales para adelantar el momento del parto consiste en estimular los pezones, de hecho, es una técnica que se utiliza también para provocar el trabajo de parto. Su efectividad se debe a que al estimular los pezones se libera oxitocina, una hormona que segrega la mujer de forma natural y que además de acelerar la dilatación del cuello del útero, induce el trabajo de parto.

Puedes estimular los pezones de diferentes maneras, ya sea frotándolos con la palma de tu mano y luego estirándolos ligeramente, frotándolos con la yema de los dedos o utilizando un extractor de leche. La idea es simular la succión del bebé al alimentarse. Para un mejor resultado, acomódate en una posición en la que estés relajada y realiza el masaje durante 10 o 15 minutos en ambos pechos entre 1 y 3 veces al día.

3. Tomar baños de inmersión en agua tibia

Los baños de inmersión en agua tibia no solo ayudan a despejar tu mente y relajar tu cuerpo, también contribuyen a adelantar el parto de forma natural. Esto gracias a que el agua tibia aumenta la producción de endorfinas, a la vez que reduce la tensión y facilita la relajación muscular de los músculos pélvicos. Además, es un excelente ejercicio para mejorar la circulación sanguínea y la oxigenación fetal, a la vez que disminuye la presión arterial reduciendo el riesgo de complicaciones durante el parto.

También es una buena práctica para reducir las molestias de la última etapa del embarazo y aliviar el dolor de las contracciones. Así lo demostró una investigación en la que participaron 108 mujeres, de las cuales un grupo tomó un baño de inmersión durante unos 60 minutos. Al comparar los efectos del baño con un grupo experimental, las mujeres que habían tomado el baño estaban más relajadas y sentían menos dolor en comparación con quienes no lo habían tomado.

Cómo adelantar el parto de forma natural

4. Mantén relaciones sexuales con regularidad

Un mito muy extendido afirma que durante las últimas semanas del embarazo no se debe mantener relaciones sexuales ya que podría afectar al bebé, pero lo cierto es que, a menos que tengas un embarazo delicado, esta práctica no solo es segura sino beneficiosa. Mantener relaciones sexuales durante las últimas semanas del embarazo es uno de los mejores métodos para adelantar el parto de manera natural y placentera.

Esto se debe a que la actividad sexual estimula de forma mecánica el cuello del útero y favorece la dilatación. Además, el semen contiene grandes cantidades de prostaglandinas, las cuales desempeñan un rol muy importante en el parto ya que favorecen la maduración del cuello del útero y desencadenan las contracciones que ponen en marcha el trabajo de parto. Vale destacar que si no te sientes cómoda teniendo relaciones sexuales en esta etapa, siempre puedes recurrir a la estimulación de las zonas erógenas y los juegos eróticos.

5. Practica yoga y/o Pilates

Los beneficios del yoga y/o Pilates para el parto son innegables. Practicar estos ejercicios fortalece los músculos del suelo pélvico, mejora la elasticidad y control de los músculos vaginales, aporta mayor flexibilidad a la zona abdominal y fortalece las piernas, lo que te ayuda a soportar mejor el incremento de peso durante el embarazo. Su práctica también contribuye a relajar las tensiones, reduce la presión arterial y mejora la circulación sanguínea preparando el cuerpo de la mujer para este momento.

Sin embargo, se conoce que algunos ejercicios, como los movimientos con pelota de Pilates, son excelentes para ayudar al bebé a colocarse en la posición correcta en el canal de parto. También facilitan la dilatación del canal y estimulan el inicio de las contracciones. Eso sí, es importante tener en cuenta que no todo ejercicio vale, por eso se recomienda consultar a un especialista en yoga y/o Pilates para embarazadas que te oriente los mejores ejercicios y posturas durante esta etapa.

Referencias
  • Pereira, I. et. Al. (2020) Physical exercise at term for enhancing the spontaneous onset of labor: a randomized clinical trial. Journal of Maternal-Fetal and Neonatal Medicine; 1-5.
  • Barbosa Da Silva, et. Al. (2009) A randomised controlled trial evaluating the effect of immersion bath on labour pain. Midwifery; 25(3): 286-294.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios