Cada vez nacen más bebés con Síndrome de Abstinencia

bebés con síndrome de abstinencia

Si una mujer está embarazada y consume drogas, el feto puede acostumbrarse a ellas mientras está en el útero ya que estas atraviesan la barrera placentaria. Cuando nace, ese bebé dependerá de la droga, pero dado que ya no la consume a través de la madre, experimentará el síndrome de abstinencia.

Además del alcohol, la heroína, la cocaína, las anfetaminas y la marihuana, existen otras sustancias que también pueden causar síntomas de abstinencia en los bebés, como la codeína, morfina, metadona, los barbitúricos y el diazepam, entre otras.

El problema es que el repunte en el uso de drogas y el abuso de psicofármacos está provocando que nazcan cada vez más bebés dependientes de diferentes sustancias. Una investigación realizada en las Universidades de Michigan y Minnesota, publicada recientemente en la revista JAMA Pediatrics, reveló que durante la última década, los casos de síndrome de abstinencia en recién nacidos aumentaron casi cinco veces su incidencia en Estados Unidos.

El consumo de opiáceos por parte de la madre también se relacionó con más complicaciones durante el parto. Las cifras son alarmantes: que pasaron de 1,3 a 8,1 por cada 1.000 partos hospitalarios en los entornos rurales y de 1,6 a 4,8 por cada 1.000 partos hospitalarios en las zonas urbanas.

¿Cuáles son los síntomas de abstinencia en los bebés y sus consecuencias a largo plazo?

Los bebés que nacen con síndrome de abstinencia neonatal tienen una apariencia normal pero los síntomas generalmente aparecen durante las primeras 24 a 48 horas de vida, aunque en algunos casos pueden tardar un poco más, hasta 5 a 10 días después del nacimiento ya que depende de cuándo fue la última vez que la madre consumió la sustancia.

En la mayoría de los casos, los síntomas son leves y desaparecen al cabo de una semana, pero también pueden extenderse hasta tres semanas.

Los síntomas más comunes son:

  • Llanto excesivo y agudo
  • Temblores y/o sacudidas
  • Convulsiones
  • Problemas para dormir
  • Hipertonía muscular
  • Aumento en la frecuencia respiratoria
  • Vómitos, regurgitaciones y deposiciones acuosas
  • Aumento del reflejo de sobresalto
  • Fiebre
  • Transpiración
  • Succión descoordinada o excesiva que les conduce a alimentarse mal
secuelas del sindrome de abstinencia bebes

Obviamente, cada droga provoca síntomas diferentes. La cocaína, por ejemplo, suele causar nerviosismo y sensación de sobresalto constante en los bebés, mientras que la marihuana puede provocar bajo peso al nacer, hemorragia intracraneal, nerviosismo, bajo nivel de azúcar en sangre, irritabilidad y respiración acelerada.

Cuando se detecta el síndrome de abstinencia neonatal, esos bebés se consideran de alto riesgo ya que la droga casi siempre causa estragos a nivel físico. Estos pequeños no solo sufren una dependencia sino que también son más propensos a nacer con anomalías congénitas como los defectos cardiacos y padecer otras complicaciones a corto plazo como el bajo peso al nacer o la prematuridad, así como un mayor riesgo de contraer hepatitis B.

Otro de los problemas asociados al consumo de drogas durante el embarazo, es el retraso en el desarrollo infantil, que más tarde provoca problemas escolares, como ha comprobado este estudio realizado en el Hospital Infantil Universitario La Paz de Madrid y publicado en la revista Pediatrics. Es cierto que hay bebés que han sufrido el síndrome de abstinencia neonatal y luego son inteligentísimos, pero en la mayoría de los casos aprenden más lento de lo normal y suelen ser muy hiperactivos.

No debemos olvidar que, aunque desintoxicaron su cuerpo al nacer, sus órganos recibieron el impacto de toda esa droga durante una etapa del desarrollo tan sensible como su formación, lo cual siempre deja una huella, sobre todo en el sistema nervioso central.

Deja un comentario sobre “Cada vez nacen más bebés con Síndrome de Abstinencia”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios