Contra la desigualdad de género, ¡tareas domésticas para todos!

Aprender tareas domésticas escuela

Desafortunadamente aún existe mucha desigualdad de género en nuestra sociedad, y aunque es cada vez menos notoria, aún hay que seguir trabajando como sociedad para que esto cambie del todo. La mejor manera de conseguir que estas distinciones se queden en algún lugar del recuerdo es a través de la educación tanto en casa como en la escuela. Esto lo sabe bien este colegio español que enseña a sus alumnos a practicar labores domésticas.

Las tareas domésticas

Las tareas domésticas son tanto para hombres como para mujeres y ya es hora de frenar la lacra machista que instaba únicamente a la mujer a realizarlas, dejándola esclava de la casa mientras el hombre trabajaba o salía al bar a tomar copas con los amigos. Tareas tan básicas como importantes como planchar, coser o cocinar son cosas que se aprenden en casa… ¡pero si también se aprenden desde la escuela mucho mejor!

Es necesario que tanto chicos como chicas aprendan valores sobre la igualdad de género y acaben con los estigmas que aún existen en realización a las tareas domésticas. Esta iniciativa la ha tenido el Colegio Montecastelo en Vigo, España… ¡pero deberían seguirle todas las escuelas del planeta! Ellos tienen un lema muy claro: “La igualdad se aprende con hechos”.

Aprender tareas del hogar en el colegio

Dejar atrás la lacra machista en el hogar

Durante todo el año pasado el colegio se dio a conocer gracias a estas clases extra que enseñan tanto a chicos como a chicas a realizar tareas domésticas tales como: planchar, coser, cocinar, limpiar… y otras que suelen estar pensadas solo “para hombres” en la sociedad, pero que las chicas también deben aprender como carpintería, electricidad, albañilería o plomería.

Estas clases no están dentro del currículum de la escuela así que para poder impartirlas, se realizan de forma voluntaria por profesores, padres u otros profesionales del centro… y lo que quieren dejar claro a toda la escuela es que las tareas de una casa es cosa de dos, sin importar si se es mujer u hombre. De esta manera, cuando estos alumnos formen una familia o se independicen, sabrán qué deben hacer y cómo en las tareas y necesidades básicas de un hogar. Es necesario que comiencen a darse cuenta de esto y a tomar conciencia, porque desgraciadamente son demasiados los jóvenes que salen de su hogar, ¡sin tan siquiera saber cocinar!

Son sin duda unos aprendizajes que les servirán para toda la vida. Se sentirán responsables de sus vidas, de su hogar y sabrán cómo manejarse en su futuro hogar.

Deja un comentario sobre “Contra la desigualdad de género, ¡tareas domésticas para todos!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios