La giardiasis infantil: Una enfermedad silenciosa

Síntomas, tratamiento y prevención de la giardiasis

Giardiasis

La giardiasis, también conocida como infección por giardia, es una de las enfermedades infecciosas más comunes en los niños. Se trata de un trastorno parasitario provocado por la Giardia lamblia, un parásito que habita en el suelo, los alimentos y el agua. Por eso, en España la mayoría de los focos de infección en niños suelen encontrarse en las guarderías y colegios, aunque también existen casos aislados que se contagian a través de otras fuentes ya que el parásito puede transmitirse por contacto directo de un niño a otro, a través de alimentos o agua contaminada.

Lo peor es que en muchas ocasiones la giardiasis suele pasar desapercibida ya que se confunde con otros problemas digestivos. Por eso, los pediatras les recomiendan a los padres que se mantengan alertas ante los signos que pueden desvelar una giardiasis infantil.

¿Cómo saber si el niño tiene giardiasis?

Identificar los síntomas de la giardiasis infantil no es una tarea sencilla. En muchos casos la infección evoluciona sigilosamente por lo que el niño puede estar infectado y no presentar ningún síntoma. En otros casos, los signos suelen ser muy inespecíficos por lo que es habitual que el trastorno se confunda con otros problemas digestivos. No obstante, debéis saber que en la mayoría de los casos existen señales de alarma que aparecen una vez que el niño ha sido infectado.

Desde que el niño es infectado por el parásito hasta que la giardia se reproduce y comienza afectar al organismo pasan aproximadamente entre 7 y 14 días. Durante este período aparece un malestar digestivo persistente con distensión abdominal, flatulencia e incluso cólicos estomacales. Asimismo, pueden aparecer náuseas, diarreas de composición grasa, vómitos y una pérdida de peso inexplicable. En ocasiones también es habitual que aparezca fiebre, dolor de cabeza, inapetencia, cansancio persistente y deshidratación. Y en algunos casos los niños pueden presentar cuadros de reacciones alérgicas en forma de urticaria o dolor en las articulaciones.

Sin embargo, los síntomas por sí solos no son un indicador absoluto de que el niño haya sido infectado por giardia. Para diagnosticar la enfermedad es preciso realizar un examen de laboratorio de heces fecales para identificar los parásitos en el sistema digestivo. En algunos casos también se puede recurrir a una endoscopia para tomar muestras más específicas. Afortunadamente, una vez que se ha diagnosticado, es muy fácil tratar la enfermedad.

Giardiasis infantil

¿Cómo tratar la giardiasis infantil?

Si el niño no presenta síntomas o estos son muy leves es probable que no necesite un tratamiento farmacológico ya que su organismo combatirá por sí solo la infección y al cabo de algunas semanas esta desaparecerá. En los niños que muestran síntomas más intensos el tratamiento de elección es el metronidazol, un antiparasitario muy efectivo para la infección por giardia. En estos casos también pueden ser útiles otros antiparasitarios alternativos o combinados.

Por lo general, con o sin tratamiento, la infección desaparece alrededor de entre 1 y 3 semanas sin mayores consecuencias. Solo en algunos casos quedan secuelas de deshidratación, pérdida de peso o una mala absorción intestinal, trastornos de los que el niño suele recuperarse sin complicaciones.

¿Se puede prevenir una infección por giardia?

La giadiasis infantil se puede prevenir siempre y cuando se mantengan las condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas, que reduzcan el riesgo de exposición del niño al parásito. Algunas de las medidas más eficaces que podéis tomar en casa son:

  1. Pedirle al niño que se lave las manos antes de comer y después de ir al baño.
  2. Cocer bien los alimentos crudos para eliminar los parásitos que puedan contener.
  3. Darle de beber siempre agua tratada, para evitar que esté contaminada.

2 comentarios sobre “La giardiasis infantil: Una enfermedad silenciosa

  1. Madelin Aguilera Borjas dice:

    El contenido que tiene esta pagina es importante , me permite realizar una búsqueda de información de lo que realmente quiero conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!