¿Ignorar es la mejor herramienta de disciplina?

Ignorar herramienta disciplina

Sí y no. Hay problemas de comportamiento que se pueden ignorar como una buena herramienta de disciplina pero hay que saber bien qué comportamientos se pueden ignorar y cuáles no. Ignorar una mala conducta que no es muy grave sí puede ser aceptable, pero en cambio, es necesario combinarlo con otras herramientas de disciplina para que sea efectivo. La ignorancia por sí sola no ayuda a mejorar el mal comportamiento infantil.

Si decides ignorar unos comportamientos y no otros, será porque lo has pensado con anticipación y es un plan para el control del comportamiento.

¿Seguro que ignorar es buena idea?

Ignorar no significa que estás descuidando las emociones de tus hijos, sino que estás destinando tu energía a su buen comportamiento y no únicamente a la mala conducta, porque en el caso de que fuese así, podrías estar reforzando el mal comportamiento. Para que exista una buena modificación de conducta se debe utilizar el refuerzo positivo para fomentar el buen comportamiento. Las consecuencias negativas serán las encargadas de desalentar el mal comportamiento.

La atención puede ser un gran refuerzo para un niño, incluso si se trata de una atención negativa. Tus hijos necesitan aprender formas socialmente aceptadas para manejar esas emociones incómodas, empezando sobre todo, por el propio entendimiento de los sentimientos. Cuando ignoras un mal comportamiento leve, es una buena forma de evitar que el mal comportamiento continúe y también evitarás las luchas de poder. Es probable que cuando tu hijo grite solo quiera llamar tu atención. Entonces si le dices varías veces: ‘Deja de gritar y tranquilízate’ ya estás prestándole la atención que podría reforzar el mal comportamiento.

ignorar berrinches

En cambio si ignoras las malas formas de intentar llamar tu atención, le estarás mostrando que sus métodos no son efectivos. Enseñar a cómo lidiar con estos sentimientos y comportarse correctamente es necesario para garantizar que aprende las habilidades que necesita para convertirse en un adulto responsable en el futuro.

No solo se trata de ignorar la conducta

No solo se trata de ignorar la conducta y ‘pasar’ de tu hijo. Nada más lejos de la realidad. En el momento que la mala conducta cese, entonces será cuando el niño recibirá tu atención, porque de esta manera estarás reforzando positivamente el buen comportamiento. Tu hijo se dará cuenta que tu atención la recibe cuando está en calma.

Hay padres que se sienten mal, incómodos y hasta culpables cuando ignoran el mal comportamiento (leve) de sus hijos, pero es una forma saludable y efectiva de disciplina que no puede faltar en la crianza de tus hijos. Es una manera de ignorar de forma estratégica porque se ignora selectivamente y es una práctica disciplinaria que está aceptada por la mayoría de los expertos en educación y crianza.

Cómo ignorar de forma efectiva

Ignorar la mala conducta solo funcionará si tienes una relación positiva con tu hijo. Si tu hijo recibe un montón de elogios y refuerzo positivo para el buen comportamiento, ingorarle será una forma efectiva de reducir el comportamiento. La mejor forma de ignorar el mal comportamiento leve de un niño es utilizando el tiempo de espera. El lugar de enviar a tu hijo a su habitación puedes ignorarle cuando estéis en la misma habitación, si el comportamiento empeora entonces sí podrás enviarle a su dormitorio (nunca deberán superar los minutos de espera de la edad de tu hijo: 4 años, 4 minutos de espera). Después deberás ayudarle a entender sus emociones, a reflexionar según sus capacidades sobre lo sucedido y a encontrar soluciones.

Lo ideal es hablar con tus hijos por adelantado sobre tu plan de ignorar sus rabietas, así sabrá que no le ignoras porque no le quieras, sino que es una consecuencia directa de su mal comportamiento. Dile que cuando esté en calma y quiera hablar de lo enfadado que está, podréis hacerlo sin problemas. Eso sí, cuando esté tranquilo elógiale y concédele atención inmediata.

El hecho de que ignorar parece hacer que las conductas de los niños empeoren un poco al principio, significa que ignorar el mal comportamiento está funcionando. Claramente, le molesta el hecho de que no le estés prestando tu atención, así que lo aumenta un poco.

Deja un comentario sobre “¿Ignorar es la mejor herramienta de disciplina?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios