Rabietas niños

Artículos sobre Rabietas niños.

¿Ignorar es la mejor herramienta de disciplina?

Ignorar herramienta disciplina

Sí y no. Hay problemas de comportamiento que se pueden ignorar como una buena herramienta de disciplina pero hay que saber bien qué comportamientos se pueden ignorar y cuáles no. Ignorar una mala conducta que no es muy grave sí puede ser aceptable, pero en cambio, es necesario combinarlo con otras herramientas de disciplina para que sea efectivo. La ignorancia por sí sola no ayuda a mejorar el mal comportamiento infantil. Leer más »

Secretos de disciplina para niños de entre 1 y 3 años

disciplina niños 1 a 3 años

Muchos padres piensan que los niños pequeños no necesitan disciplina, es decir, que hasta que no tienen entre 3 y 5 años no es necesario aplicar ningún tipo de disciplina… Pero esto está lejos de la realidad. Los niños desde el primer año necesitan disciplina positiva para aprender qué se espera de ellos, para que se sientan seguros y protegidos todo el tiempo, así como respetados y comprendidos por sus padres. Esto es aún más necesario cuando aún no tienen el lenguaje desarrollado y no saben expresar sus sentimientos y lo muestran con rabietas. Leer más »

La mesa de la paz: Una técnica Montessori para resolver conflictos en el hogar

Cómo hacer una mesa de la paz Montessori

Los niños se enfadan, se sienten frustrados y se irritan. Es normal. Aún son pequeños y las zonas del cerebro encargadas de la regulación emocional no se han desarrollado lo suficiente. También es usual que peleen con sus hermanos y surjan conflictos. En todas esas situaciones, “la mesa de la paz” es un recurso perfecto para enseñarles a resolver conflictos, ya sean externos o internos, de manera asertiva. Leer más »

Los niños de 2 años necesitan límites para crecer emocionalmente equilibrados

niños 2 años limites

Hay quienes piensan que los niños de 2 años son demasiado pequeños como para ponerles normas y límites, pero la realidad es que ahora es cuando los niños necesitan más que nunca comenzar a entender lo que es aceptable de lo que no lo es. Solo si a partir de los 2 años se comienzan a establecer límites, los niños podrán crecer emocionalmente equilibrados y convertirse en adultos responsables. Leer más »

TEST: ¿Controlas bien las rabietas de tus hijos?

Calmar rabietas

Ver a un niño llorar no es divertido para nadie, pero como padre debes aprender a lidiar con las rabietas de tus hijos. Para algunos padres esto es fácil, pero para otros resulta difícil parar una rabieta o al menos, disminuirla… Porque no saben por qué sus hijos se comportan así. Es necesario averiguar si lidias y manejas bien las rabietas de tus hijos porque es una parte importante para poder trabajar con tus pequeños el enfado, la tristeza o la frustración. Leer más »

No te daré todo lo que quieres, evitaré que vivas en una burbuja

Corregir rabietas niños

No, los niños no pueden tener todo lo que quieren. Si les das a tus hijos todo o no les permites equivocarse o cometer errores, es más que probable que no sepan tolerar la frustración. Un niño que no sabe tolerar la frustración se convertirá en un adulto insatisfecho, con baja autoestima y que no tendrá las habilidades suficientes para poder resolver los conflictos normales de la vida. Leer más »

10 consejos para frenar las malas contestaciones en los niños

malas contestaciones niños

Hay una etapa en la vida de los niños en la que empiezan a cuestionar a sus padres. Lo típico es que cuando le riñas, tu hijo te responda y no acepte de buena gana lo que dices. No es algo malo, es bueno que tu hijo reflexione y se forme su propia opinión. El problema comienza cuando se entabla una lucha por el poder y el niño responde de manera inadecuada y hasta agresiva. Leer más »

Las rabietas también pueden ser positivas

Rabietas infantiles

Cuando tu hijo se enfada, se tira al suelo, patalea y no entiende razones, es difícil ver algo positivo en su comportamiento. Las rabietas se convierten en el caballo de batalla de los padres, que normalmente las asumen como un mal propio de la edad que terminará pasando. Sin embargo, lo cierto es que esas explosiones de ira matizadas de terquedad, también tienen un lado positivo, siempre y cuando sean puntuales y no se conviertan en un patrón de comportamiento. Si lo recuerdas cada vez que tu hijo tenga una, es probable que te irrites menos e incluso le saques provecho. Leer más »