Niño da en adopción a su perro porque su padre lo maltrataba

niño adopción perro maltratado

“Le dejo un peluche para que no me olvide” dijo el niño cuando dio a su perro en adopción cansado de que su padre lo maltratase. El niño, se llama Andrés, tiene 7 años y un corazón que no le coge en el pecho. Decidió entregar a su perro a escondidas de su padre, por miedo a su reacción si le descubría.

Le dejó con miedo

El pequeño dijo con pena:

“Mi padre pensaba venderlo, pero lo maltrata y lo patea”

El pequeño junto con su madre, entregó al perro en un refugio. Ha sido desde Facebook donde un refugio de animales, ‘Xiolllines Felices’ (México), ha compartido el momento en el que encontraban al perro fuera de sus instalaciones.

El perro estaba en una caja de cartón y al lado había un peluche y una nota. En la nota decía lo siguiente:

“Me llamo Andrés y tengo 12 años. Entre mi mami y yo decidimos dejarlo en manos de ustedes a escondidas de mi papá, porque pensaba venderlo, pero lo maltrata y lo patea. Una vez lo pateó tan duro que le lastimó. Espero que puedan ayudarlo y lo cuiden. Le dejo un peluche para que no me olvide”

Al final de la carta había un dibujo de una cara triste… Y el perro tenía la cola fracturada, posiblemente por los golpes y palizas recibidas del padre del menor. El pequeño, apenado por separarse de su perro, pensó que esa era la mejor solución para el animal, porque de esa manera acabaría el sufrimiento de su mascota… O incluso, entre tanto golpe podría acabar en algo peor. Si duda, fue una acción loable del pequeño que dice mucho del corazón de oro que tiene.

Es una pena que existan adultos que den ese ejemplo de maltrato animal a sus hijos, infundiendo unos valores que desgraciadamente pueden hacer mucho daño a la sociedad. El pequeño, desesperado, a pesar del dolor que suponía despedirse del adorable animal, lo entregó para evitarle el dolor que su progenitor le hacía pasar. En la actualidad el perro tiene muchas familias esperando para ver quién se puede quedar con él y así, poder darle la buena vida que merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios