5 trucos para ayudar a tu hijo a dejar el chupete

Cómo quitar el chupete

La mayoría de los padres han dado el chupete a sus hijos en algún momento. El chupete no solo ayuda a calmar al bebé cuando está inquieto o llora, sino que también le ayuda a conciliar el sueño más rápido. Además, un estudio realizado por la Asociación Española de Pediatría desveló que el chupete reduce el riesgo de muerte súbita del lactante debido a que activa los mecanismos cerebrales que controlan las vías respiratorias superiores.

El uso del chupete incluso se ha considerado un método analgésico no farmacológico para aliviar molestias puntuales como los síntomas de la salida de los dientes en el bebé o el malestar asociado a la gripe. Usar el chupete también estimula el instinto de succión infantil, lo cual es especialmente útil cuando el pequeño tiene dificultades para lactar o no sabe extraer bien la leche del pecho de su madre. Además, el chupete reduce el riesgo de sobrepeso u obesidad en los niños. Sin embargo, todo no es positivo. El chupete también se ha relacionado con algunos riesgos de salud para el bebé.

¿Por qué deberías tener cuidado con el chupete? Riesgos asociados al uso del chupete

El uso del chupete en los niños es un asunto muy controvertido en la comunidad pediátrica debido a los riesgos que representa a corto y largo plazo. Su uso durante las primeras semanas de vida incrementa los problemas para la instauración de la lactancia materna, a la vez que aumenta el riesgo de un destete precoz. Según una investigación realizada en la Universidad Jaume I, el uso del chupete está relacionado con alteraciones de la dentición, específicamente, con malformaciones bucodentales y un incremento del riesgo de aparición de caries.

Este estudio también encontró que su uso a partir de los 6 meses se asocia con problemas en el habla y la articulación de palabras. Además, aumenta el riesgo de succión digital en la infancia, la aparición de otitis media en los primeros años de vida y el consumo de tabaco en la adolescencia y adultez. Y en muchos casos se ha relacionado con un incremento de gases en el intestino y la consecuente aparición de los incómodos cólicos en los pequeños.

¿Cuándo deberías quitarle el chupete a tu bebé?

El momento más adecuado para retirarle el chupete a un niño varía de un caso a otro ya que depende de diferentes factores, desde el estado de salud del bebé hasta su capacidad de adaptación a los cambios o el apoyo familiar. No obstante, en la mayoría de los casos la Asociación Española de Pediatría recomienda iniciar la retirada a partir de los 6 meses para evitar que cause alteraciones dentales en los pequeños. A algunos niños se les puede dejar el chupete hasta el primer año de vida, pero a partir de este momento ya no se recomienda su uso en ningún caso.

edad dejar chupete

5 estrategias para quitarle el chupete a tu bebé

Algunos niños dejan el chupete de manera voluntaria y natural, pero no es lo habitual. Por lo general, a la mayoría de los niños les resulta muy difícil desprenderse del chupete y superar esta etapa ya que es una fuente de tranquilidad y seguridad. Si este es el caso de tu hijo, en Etapa Infantil, te proponemos algunas estrategias para que quitarle el chupete a tu hijo no se convierta en un dolor de cabeza.

1. Reduce su uso paulatinamente

La Asociación Española de Pediatría recomienda reducir el uso del chupete de manera paulatina hasta que el bebé desaprenda el hábito. Una opción es limitar el tiempo que el niño pasa con el chupete, quitándoselo cada vez más rápido. Otra alternativa consiste en quitárselo mientras juega o ve la tele y dejárselo solo en situaciones de estrés o para dormir. La idea es que el pequeño lo use cada vez menos hasta que se olvide definitivamente de él.

2. Intercambiarlo por un regalo

Un truco muy efectivo para retirar el chupete a un niño mayorcito consiste en proponerle que lo ofrezca a cambio de un regalo. Ya sea al ratoncito Pérez, a Papá Noel o a los Reyes Magos, los personajes ficticios se pueden convertir en los aliados perfectos para que el niño les ofrezca por voluntad propia su chupete a cambio de un juguete u otro regalo que le haga mucha ilusión. De esta manera, la decisión final será suya, lo cual le ayudará a desprenderse más fácilmente de este hábito y además tendrá como recompensa el regalo.

3. Ritual o fiesta de despedida

Este truco funciona muy bien con los niños más mayorcitos que entienden el concepto de separación o despedida. La idea radica en organizar una fiesta en casa o preparar un ritual en el que el pequeño pueda despedirse de su chupete y desprenderse de este hábito. Es importante que le expliques al niño por qué debe dejar ir su chupete y qué beneficios le reportará para animarle a dar el paso. Si el pequeño se muestra muy reticente siempre podéis guardarlo en un sitio en casa donde pueda encontrarlo con facilidad cuando más lo necesite.

4. Corta o pincha la tetina

Esta es una forma muy sencilla de conseguir que el niño pierda el interés por el chupete de manera rápida. Al cortar o pinchar la tetina, la sensación al chuparla deja de ser tan placentera como antes y, en la mayoría de los casos, los peques empiezan a rechazar por voluntad propia el chupete. Para pincharla puedes usar una aguja de coser y hacerle varios agujeros para que pierda el aire en su interior. Para cortarla, simplemente usa unas tijeras con las cuales podrás retirar la punta.

5. Untar la tetina con sabores desagradables

Mojar la tetina con sabores desagradables al paladar como el limón o el vinagre suele ser un truco muy efectivo para conseguir que el niño deje el chupete. El mal sabor que deja el chupete en la boca del pequeño le hará escupirlo y poco a poco empezará a rechazarlo por voluntad propia. Para este truco recuerda utilizar siempre alimentos o líquidos comestibles y seguros que no pongan en riesgo la salud del niño.

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios