¿Tu hijo se aburre en la escuela?

Niños que se aburren en clase

No es raro que los niños se quejen de vez en cuando de que la escuela es aburrida. Por lo general, lo que te están diciendo es que no les gusta el tema o la habilidad que están aprendiendo en ese momento o que prefieren tener menos tiempo de estudio y más tiempo de juego. Esto es normal en todas las edades, ¡a nadie les gusta tener que hacer cosas por obligación! Aunque en la vida, para poder avanzar hay que hacer el 50% sin muchas ganas…

Para algunos niños, aburrirse en la escuela es una queja constante que en ocasiones, puede ocasionar una angustia real e incluso, pueden querer evitar la escuela a toda costa o tener comportamientos de rechazo escolar. Cuando esto es así, será mejor estar atentos por si existen otros tipos de problemas escolares.

Razones de aburrimiento escolar

Algunos padres llegan a la conclusión de que su hijo se aburre porque es superdotado, creen que el trabajo es demasiado fácil para él y que por eso se aburre. Otros padres piensan que es el hecho de no presentar el material de una manera que comprometa a los estudiantes lo que hace que su hijo se aburra, se escudan en frases del tipo: ‘ese maestro no sabe hacer las cosas bien’. Si bien ambas son suposiciones válidas, no son las únicas razones por las que los niños se aburren en la escuela.

Algunas razones de aburrimiento en la escuela pueden ser:

  • Poco desafío. Los niños necesitan sentir cierto desafío en la escuela para poder tener la curiosidad necesaria para conseguir un buen aprendizaje. Es necesario que los maestros encuentren la forma de llamar la atención de sus alumnos en cada una de sus clases para que los niños puedan sentir el desafío necesario dentro de su mente… Si es así, ¡no perderán un instante de las explicaciones!
aburrimiento escolar
  • Poca motivación. Los estudiantes poco motivados también se pueden quejar del aburrimiento en la escuela. Un niño con poca motivación no es lo mismo que un niño vago. En algunos casos, la falta de motivación está unida a la sensación de que lo que está aprendiendo no es importante, que el proceso de aprendizaje no tiene sentido para él y su vida. En otras situaciones, la falta de motivación puede ser la señal de un problema subyacente, como la depresión infantil y el TDAH.
  • No establecen conexión con los demás en la escuela. Los niños que tienen problemas para establecer una conexión con sus compañeros y/o sus maestros pueden aburrirse en la escuela porque se sienten muy aislados. Si tu hijo no ha establecido una relación cómoda con nadie en la escuela, puede sentir que no tiene a dónde acudir cuando necesita ayuda con cualquier área. Eso, a su vez, puede hacer que se desconecte, haciéndole sentir como si estuviera “aburrido”. Lo que realmente le ocurre es que tiene la necesidad de conectar con los demás y dejar de desconectar de su entorno.
  • Poca cualificación. No todos los estudiantes tienen las habilidades que necesitan para tener éxito en el aula. Ya sea porque tu hijo tiene deficiencias de aprendizaje causadas por una discapacidad o porque no se le ha enseñado de la manera que más le favorece a su estilo de aprendizaje, es necesario tenerlo en cuenta para poner remedio.

Si tu hijo te dice que está aburrido, que no sabe cómo estudiar para los exámenes, que se siente solo en la escuela, etc. Es muy importante que prestes atención a cómo se siente para buscar soluciones lo antes posible. Los niños pasan muchas horas en la escuela y es necesario que se sientan bien dentro del centro educativo para que avancen tanto a nivel personal como académico.

Deja un comentario sobre “¿Tu hijo se aburre en la escuela?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios