Educación, Ocio

7 ideas de manualidades infantiles fáciles de hacer

Desarrollando la creatividad y habilidades motoras con actividades manuales sencillas y sostenibles

manualidades infantiles
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

La mayoría de los niños adoran hacer manualidades. Se trata de una actividad muy completa que entrena su mente y echa a volar su creatividad mientras ejercita sus habilidades motoras finas y mejora su coordinación mano-ojo. Esto además de ser un buen ejercicio para canalizar las tensiones, aliviar el estrés y fortalecer los lazos familiares de una forma sencilla. También es una buena manera de inculcarles a los niños valores ecológicos y sostenibles fundamentales como la importancia de reutilizar los recursos y darles una segunda vida. 

Afortunadamente, existen muchísimas ideas de manualidades que se pueden hacer con los niños en casa. Es una buena manera de invertir el tiempo libre mientras los peques se divierten y se mantienen alejados de las pantallas. He aquí algunas ideas sencillas de manualidades que seguramente les encantarán.

Manualidades divertidas para hacer con los más pequeños de casa

Tanto si buscáis manualidades para hacer con cartón y pinturas como con accesorios reutilizables, podéis encontrar muchísimas ideas para pasar un rato divertido con los niños. En Etapa Infantil hemos seleccionado algunas manualidades muy chulas, fáciles de hacer y que no requieren muchos materiales que pueden serviros de inspiración para hacer con los más pequeñitos de casa.

1. Dibujos con hojas secas

Manualidad de dibujos con hojas secas

Una idea de manualidad muy chula para hacer con los más pequeños de casa consiste en proponerles hacer dibujos con hojas secas. Para ello, podéis organizar un paseo al parque o la naturaleza para que los pequeños recolecten las hojas, semillas o, incluso, pequeñas ramitas que más les gusten. Una buena opción consiste en elegir elementos de diferentes colores para que se puedan combinar luego en un cuadro. 

Con todo listo, necesitaréis unas pinturas, tijeras y pegamento para adherir las hojas al papel. Recomendamos colocar un mantel o unas cartulinas sobre la mesa de trabajo para evitar que se manche y, una vez listo el espacio, ¡los niños podrán echar a volar su imaginación! Pueden utilizar las hojas para crear un árbol bidimensional, pero también pueden convertirse en partes de animales o como elemento decorador del paisaje. No hay límites a la creatividad.

2. Personalizando una camiseta

Manualidad de Personalizar una camiseta

La mayoría de los niños adora dibujar, por lo que seguramente estarán encantados de decorar una camiseta con sus colores preferidos e imprimirle su toque personalizado. Una alternativa perfecta lo mismo para darle color a su armario que para confeccionar un bonito regalo para los padres o abuelos. Sin duda, una idea perfecta para disfrutar de una tarde entretenida mientras los más pequeños desarrollan sus habilidades motoras finas y aprenden algunas lecciones básicas de diseño.  

Para ello, será necesario una camiseta básica, preferentemente de color blanco, aunque también puede utilizarse una camiseta de color entero neutral como gris, verde, rosa o azul claro. Además, necesitaréis una brocha y unas pinturas para prendas que, no solo impregnan antes la ropa, sino que también son más duraderas y resistentes a los lavados. Luego, serán los niños quienes se conviertan en protagonistas dando forma a sus diseños favoritos. Aunque otra alternativa consiste en utilizar patrones con formas de corazón, animales u olas para dibujar sobre la camiseta. El resultado seguramente os encantará.

3. Guirnalda de cartón

Manualidad de Guirnalda de cartón

Las guirnaldas son un accesorio que no falta en las ocasiones especiales, pero también puede convertirse en un buen recurso decorativo para adornar la habitación del más pequeño de casa o añadir un toque personalizado a la terraza. Además, suele ser una manualidad muy sencilla de hacer que apenas conlleva esfuerzo, por lo que es una buena idea para compartir con los niños más pequeñitos que aún no tienen sus habilidades motoras finas muy desarrolladas.

Para hacerlo es necesario contar con cartón, que podéis reutilizar de cajas de zapatos, paquetes de envío o cualquier otro envoltorio, así como con pinturas para decorar, un cordel y unas tijeras. Si os resulta más sencillo podéis descargar e imprimir patrones de figuras que os sirvan para marcar el cartón, aunque los más pequeños de casa también pueden encargarse de darle forma. Luego, se recortan las figuras, se decoran y con ayuda de la tijera, se les abre un orificio en la parte superior para colocarle un cordel y colgarlas al cordel principal. Así con cada figura hasta completar la guirnalda.

4. Flores para regalar o decorar

Manualidad de Flores para regalar o decorar

Otra buena idea de manualidad para hacer con los más pequeños de casa consiste en motivarlos a hacer su flor preferida con sus propias manos. Una bonita manualidad que puede convertirse en un precioso y original regalo para los abuelos o un buen amigo o que puede transformar cualquier rincón de casa en un lugar especial. Vale destacar que existen diferentes tipos de manualidades para hacer flores, pero una de las más sencillas de hacer son las flores con papel.

Para hacerlo es necesario contar con papeles de colores, un tubo fino que servirá de tallo, tijeras y pegamento, aunque si lo preferís también podéis incluir algunos accesorios decorativos adicionales como botones, papel de brillo o purpurina para conferirle un toque más personalizado. Para comenzar se utiliza un lápiz para marcar la forma del pétalo que servirá de patrón y, seguidamente, se utiliza el patrón para recortar los distintos pétalos que pueden ser del mismo color o de tonalidades diferentes. Luego solo resta pegarlos uno encima de otro por el centro, añadir un tallo y unas hojas y decorar los pétalos al gusto de los más pequeños. 

5. Decorar piedras

Manualidad para Decorar piedras

Los elementos de la naturaleza también pueden convertirse en un accesorio más para hacer manualidades con los niños. De ahí que, una buena idea para mantener a los peques entretenidos mientras desarrollan su creatividad, sea dándoles algunas piedras para que las decoren. Al terminar pueden utilizarlas lo mismo para hacer un bonito obsequio que para decorar su habitación. Para implicarlos en el proceso desde el inicio, podéis organizar una excursión a la playa para que recojan sus piedras preferidas, preferentemente de forma aplanada y con una superficie lisa para que les resulte más fácil de decorar.

Necesitaréis además pinturas y un pincel. Recomendamos colocar sobre la mesa un mantel o una cartulina para evitar accidentes innecesarios. Entonces, ¡empieza la diversión! Los niños pueden escoger sus colores favoritos y decorar las piedras echando a volar su imaginación. Pueden hacer círculos concéntricos, dibujar un arcoíris o alguno de sus animales preferidos. Seguramente adorarán el resultado.  

6. Antifaz decorativo

Manualidad de Antifaz decorativo

Los antifaces son una de las manualidades que nunca fallan con los niños. Además de ayudarles a pasar un momento divertido mientras dan forma a sus rostros favoritos, pueden convertirse en el complemento perfecto para su próximo disfraz de Halloween o de los carnavales. ¡Y son muy fáciles de hacer! Por supuesto, su nivel de detalle dependerá de la edad y las habilidades de cada pequeño, aunque si queréis un resultado más profesional también podéis recurrir a patrones que encontréis en Internet. 

En cualquier caso, necesitaréis una cartulina, cordel elástico, unas tijeras, pinturas y accesorios para decorar. El primer paso consistirá en marcar el contorno del antifaz. Luego, hay que marcar la zona donde estarán los ojos. Se recortan estas zonas y se le abre unos agujeros a ambos extremos para colocar el cordel que luego ajustará el antifaz a la cabeza. Entonces llega el momento en el que los niños dejen volar su creatividad y decoren el antifaz a su antojo. El único límite será su imaginación.

7. Diseñar pulseras o collares

Manualidad para Diseñar pulseras o collares

Otra excelente idea de manualidad consiste en diseñar pulseras o collares con cuentas. Un complemento sencillo y fácil de llevar, pero que resulta muy bonito y puede convertirse en la guinda de cualquier atuendo. Además, puede ser un buen regalo para un amigo o sencillamente una bonita bisutería para las chicas y/o chicos de casa. Lo mejor es que los peques pueden elegir los colores y formas que quieran, de manera que podrán darle su toque personalizado a esta manualidad.

Para poner manos a la obra necesitáis un cordón elástico, unas tijeras y cuentas. Recomendamos que elijáis las cuentas junto con los niños para que escojan las que más les gustan. Pueden ser cuentas de corazones, redondas, cuadradas, con letras o incluso, en madera. Luego, solo se necesita introducir las cuentas en el cordón según el diseño que quieran los niños hasta completar el tamaño de la muñeca. Entonces, se cierra el cordón con un nudo bien fuerte y se corta. ¡Y voilá! Los niños tendrán un precioso accesorio que seguramente usarán muchísimo. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *