La VERDAD sobre los collares de ámbar

collares de ambar

¿Alguna vez has visto a otros bebés con collares de ámbar para que no les duela la dentición? ¿Quizá tú también hayas comprado estos collares para tus bebés pensando que realmente son una buena opción para ellos? Si es así, es necesario que sepas la siguiente información, puesto que aunque hayas comprado esos collares con toda tu buena intención, no son la mejor opción para tu bebé. Descubre por qué.

¿Alivian la dentición?

En teoría estos collares los compran las madres y los padres pensando que pueden aliviar a los bebés las molestias de la salida de los dientes de leche, es decir, de la dentición. En principio esto se lograría cuando las bolitas amarillas del collar entran en contacto con la piel del bebé, supuestamente porque liberan un ácido succínico que es como un antiinflamatorio que se absorbe por la piel, llega a la sangre y por tanto, se cree que se elimina el dolor de la dentición.

La realidad no es esta… la verdad es que para que el ámbar libere esa sustancia deberá estar calentado a 200ºC y eso es imposible sabiendo que la temperatura corporal de un niño oscila entre los 36 y los 37ºC. Además, la piel tiene capas protectoras que no permiten que esta sustancia penetre y llegue a la sangre. Por lo tanto, como te hemos contado, la eficacia real de estos collares en el alivio de la dentición de tus bebés es CERO.

Esta es la realidad…

Una vez que ya sabes que estos collares no sirven para NADA, debes saber que en 2016 un bebé se murió por tragarse una bolita de estos collares y otra pequeña casi se asfixia y muere por la presión que este collar ejercía sobre su cuello.

Promover el uso de estos collares solo hará que existan más casos fatídicos como estos, por lo que es mejor dejar de utilizarlos cuanto antes. Los supuestos beneficios de estos collares no superan los demostrados y fatídicos riesgos. (este punto no sé si no encajaría junto al anterior, como párrafo)

collar ambar bebe opiniones

¿Qué debes hacer?

No gastes tu dinero en este producto. Los collares de ámbar son peligrosos y no tienen ninguna evidencia científica de que realmente sean eficaces. Además, los collares de ámbar reales que contienen el ácido provienen del Mar Báltico… Por lo que puedes imaginar que casi todos los collares que venden no son más que plástico amarillo vendido a precios muy elevados. Sí, engañan a las personas para lucrarse y esas bolitas pueden ser realmente peligrosas.

Solo tiene un efecto placebo pues después de haberte gastado el dinero en este collar, creerás que tu bebé babea menos o que está menos irritable… pero esa realidad solo está en las mentes de las madres o padres que están bajo los efectos de la propia subjetividad ante el producto. La realidad es que el bebé está exactamente igual.

Sé una madre o un padre con buena información y no compres cosas solo porque otros lo dicen o porque ‘está de moda’. Busca la información correcta de los productos antes de comprarlos. Recuerda que en esta sociedad, la información es poder.

Si tu bebé lo está pasando mal a causa de la salida de los dientes, en el mercado hay muchos mordedores seguros que puedes meter en la nevera (nunca en el congelador) para que se enfríen y que cuando tu bebé lo muerda, le alivie el dolor de la dentición. Si crees que le duele demasiado, puedes ir al pediatra para que te aconseje un antiinflamatorio infantil.

Recuerda que es una etapa normal que tu bebé debe pasar y que lo más importante ante todo, es que tengas paciencia y le colmes de amor y cariño, que es lo que realmente necesita para estar mejor.

Si a pesar de todo, decides utilizar el collar, recuerda que deberá estar siempre bajo tu supervisión y que tendrás que quitárselo siempre que no le vigiles directamente, sobre todo para dormir o para las siestas.

Deja un comentario sobre “La VERDAD sobre los collares de ámbar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios