La lactancia materna NO es para todas las madres

Respeta a los demás y que los demás te respeten a ti

madres de biberon

Sí, todos sabemos que la lactancia materna es lo mejor para todos los bebés. Y es cierto. Pero existen muchas mamás que son ‘mamás de biberón’ y no tienen que avergonzarse por ello, ni tampoco sentirse culpables cuando otra mamá les dice que ellas dan el pecho y que eso es lo mejor. Cada madre sabe qué es mejor para sus hijos y para ellas mismas, y las decisiones que tomen no las hacen menos madres, ¡ni mucho menos!

La presión de la sociedad

Son muchas las madres que sienten presión sobre la lactancia para ser una madre perfecta. La sociedad presiona para que las mujeres embarazadas amamanten cuando sean madres. Esto hace que incluso antes de que nazca el bebé, las madres sientan mucho estrés en cuanto a la lactancia materna. Quizá no te parezca lo mejor el saber que tu bebé te hará sentir esclava las 24 horas, que te hará sentir agotada día y noche, pero claro… lo decides hacer porque ‘es lo mejor’.

Cuando una madre que no quiere dar el pecho amamanta a su bebé, lo hace con estrés. Hay veces que el pecho no es lo mejor ni para el bebé ni para la mamá. La lactancia materna puede fracasar, y no pasa nada.

Hay mujeres que sufren mucho dolor en los pezones. No importa las cosas que prueben que no siempre funcionan y cada vez que su bebé quiere comer, ellas simplemente, sufren… No es tan bonito como lo pintaban, porque duele. Se forman grietas en los pezones, y cuando los pequeños amamantan el cuerpo se tensa, se cierra los ojos y se aprietan los dientes. No se puede disfrutar de algo que duele.

Lactancia materna NO todas madres

No te sientas culpable

No te sientas culpable, ni tampoco permitas que te juzguen. Sí, es cierto que la lactancia materna es lo mejor para los bebés, pero no siempre es el mejor camino para los dos. Quizá no puedas darle el pecho por condiciones físicas y no tienes que sentirte culpable por ello. También puede ser que no quieras darle el pecho, y no debes permitir que nadie juzgue tus decisiones.

Hay madres que bombean con un extractor para sacarse la leche y así darle su leche a su bebé, si eso te funciona perfecto, pero si no, tampoco pasa nada. Hay madres que por extraerse la leche tienen mastitis y dolores de pecho. Hay otras que simplemente no quieren tener leche o no les sale la suficiente como para estar todo el tiempo bombeando.

Si decides dejar de amamantar a tu bebé y de bombear, no te sientas culpable, ¡culpa a la sociedad por cómo te hace sentir! Si sentías dolor o no te gusta hacerlo y dejas de amamantar, podrás concentrarte en amar a tu bebé por encima de todas las cosas. A nadie le gusta hacer algo que duele o que no le hace sentir plenamente bien.

No tienes que escuchar comentarios de otras personas para que lo intentes o si te dicen que si duele es porque no lo estás haciendo bien. No. No tienes que escuchar nada de eso. No es una decisión fácil para ti, pero ya la has tomado. Los juicios ajenos te deben resbalar en tu piel de tobogán. Escoge la mejor leche de fórmula del mercado y disfruta con tu bebé de la maternidad.

La lactancia materna no es lo mejor para todas las madres, y si estás pasando por algo similar, no eres la única madre del mundo. No todas las madres pueden amamantar día y noche a sus bebés con una sonrisa en el rostro. El secreto está en hacer lo mejor para tu familia, y para ti. Cuando decidas pensando en lo mejor para vosotros, entonces, no fallarás en tus decisiones.

Un comentario sobre “La lactancia materna NO es para todas las madres

  1. Rossalina dice:

    Cuanta verdad!! A mí me pasó algo así. He sido madre de gemelos. Desde que estaba embarazada estaba convencida de que quería darles el pecho. Antes de que nacieran me hice con un (carísimo) cojín de lactancia gemelar y me informé de cual eran las mejores técnicas de lactancia para gemelos. En el momento del parto allí me fuí al hospital con mi cojín de lactancia dispuesta a empezar en cuanto nacieran. La realidad fue otra. Nacieron muy justos de peso así que tenían que alimentarse sí o sí nada más nacer, no podían esperar a que me subiera la leche (que como sabéis, si es os cesarea, tarda un poco más)… así que nada más nacer les dieron leche de fórmula, me explicaron por qué y me pareció bien. Aún así, yo seguí intentándolo y antes de darles el biberón, los ponía al pecho. Como no era suficiente, les daba después leche de fórmula. En los ratos que quedaban libres entre toma y toma me decían que tenía que sacarme la leche para que fuera aumentando la producción…. pero no siempre era posible. Los tiempos entre toma y toma eran una utopía; a parte de alimentar a mis hijos yo tenía que alimentarme, asearme o simplemente dormir, así que no siempre podía hacerlo, por lo que nunca llegué a tener producción suficiente para alimentarles de pecho en exclusiva. Llegué a estar muy agobiada. Alimentarles era muy trabajoso entre el pecho y el biberó multiplicado por dos. Prácticamente no podía salir de casa puesto que para dar el pecho a dos niños no te vale cualquier sitio. Tampoco ayudó que algunos ginecólogos/pediatras me dijeran que no me esforzaba lo suficiente para mantener la lactancia materna. Afortunadamente, dí con un pediatra que me dijo: “tus niños, por encima de todo necesitan a una mamá que esté tranquila y relajada. Si esto te está desestabilizando, no tiene ningún sentido, sólo conseguirás perjudicar a tus niños.” Gracias a sus palabras, seguí con la lactancia mixta el tiempo que puede (hasta los 6 meses)… y mis niños 2 años y medio después, están estupendos. Esta es mi experiencia, por si a alguien le puede servir. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!