Las ventajas de la lactancia materna para la madre y su bebé, según la OMS

Los increíbles beneficios de la lactancia materna

beneficios lactancia materna

La mayoría de las madres son conscientes de la importancia de la lactancia materna para el desarrollo infantil. De hecho, según una Encuesta Nacional de Salud, el 46,2% de las madres españolas apuestan por amamantar a sus hijos durante al menos los primeros seis meses de vida. Y es que la lactancia materna no solo es el alimento más completo e ideal para estimular el desarrollo saludable de los bebés, sino que además tiene repercusiones positivas para las madres, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

5 razones por las que la lactancia materna es positiva para el bebé

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante al menos los primeros seis meses de vida del bebé y, de manera complementaria, hasta aproximadamente los dos años. Esto se debe a que además de ser una gran fuente de energía para el bebé, contribuye a su desarrollo saludable.

1. Cubre las necesidades nutricionales del bebé

Según la OMS, la lecha materna aporta todos los nutrientes y la energía que un bebé necesita durante sus primeros meses de vida. Asimismo, satisface la mitad o más de las necesidades nutricionales del niño durante el segundo semestre de vida y hasta un tercio durante el segundo año. La leche materna es una gran fuente de proteínas y ácidos grasos esenciales, así como de vitaminas y minerales. También contiene muchísima agua que mantiene bien hidratado al bebé y ácido fólico que contribuye al desarrollo de su sistema nervioso.

2. Fomenta el desarrollo cognitivo

La lactancia materna estimula el desarrollo cognitivo de los niños, como comprobó un estudio realizado en la Universidad de Brown en el que se evaluó el crecimiento cerebral en niños menores de 4 años. Los resultados evidenciaron que a los 2 años los bebés que habían sido amamantados exclusivamente durante al menos tres meses tenían un mayor desarrollo en algunas zonas clave del cerebro en comparación con los niños que habían sido alimentados con leche de fórmula o la lactancia mixta. Ese crecimiento fue más evidente en las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje y la cognición.

3. Previene enfermedades crónicas

La OMS recomienda la lactancia materna porque, entre otras ventajas, reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas en los niños, desde la enfermedad celíaca, la enfermedad inflamatoria crónica intestinal y la diabetes mellitus hasta la obesidad, la artritis reumatoide juvenil y esclerosis múltiple. Lo que sucede es que la leche materna aporta muchas inmunoglobulinas y anticuerpos que fortalecen el sistema inmunitario del bebé y le protegen frente a las infecciones y las alteraciones metabólicas que causan muchas de estas enfermedades.

4. Reduce el riesgo de muerte en el lactante

Según la OMS, amamantar al bebé en la primera hora de vida reduce en casi un 20% el riesgo de morir en el primer mes por enfermedades frecuentes como diarrea o neumonía. De hecho, los bebés que no son amamantados durante el primer mes de vida tienen 6 veces más probabilidades de morir que aquellos que sí han sido amamantados. Asimismo, la lactancia materna acelera la recuperación en muchas de las enfermedades frecuentes en la infancia. Una vez más, esto se debe a las inmunoglobulinas y anticuerpos presentes en la leche materna que fortalecen las defensas del pequeño.

5. Fortalece el vínculo madre-hijo

La lactancia materna es un excelente método para fortalecer el vínculo entre la madre y su hijo. De hecho, según la OMS, “un período más prolongado de lactancia materna se asocia a una mayor capacidad de respuesta materna y de seguridad emocional en el bebé”. Esto se explica debido al contacto físico que promueve la lactancia, el cual genera endorfinas a nivel cerebral, estimulando una sensación de bienestar, seguridad y confianza en el bebé. De esta manera, se crea un vínculo emocional muy estrecho entre el bebé y su madre que durará durante toda la vida.

lactancia materna beneficios madre

Beneficios de la lactancia materna para la madre

La lactancia materna no solo reporta beneficios para el bebé, sino que también tiene numerosas ventajas para la madre. De hecho, se ha comprobado que las madres que amamantan a sus bebés suelen experimentar menos estrés, son más felices y tienen un vínculo emocional más estrecho con sus hijos. No obstante, estos no son los únicos beneficios de la lactancia materna.

1. Contribuye a espaciar los embarazos

La OMS afirma que la lactancia materna exclusiva funciona como método natural de control de la natalidad en las mujeres. Vale aclarar que, si bien no es completamente seguro, ofrece un 98% de protección durante los primeros seis meses de vida, una eficacia similar a la de otros métodos anticonceptivos como los preservativos. Esto se debe a que cuando la mujer amamanta, su cuerpo deja de ovular, lo que significa que no tiene período menstrual y, por tanto, no es viable un embarazo. No obstante, vale destacar que una vez vuelve el período menstrual, las probabilidades de quedarse embarazada aumentan, a pesar de que la madre siga amamantando.

2. Reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama

¿Sabías que las madres que no amamantan a sus bebés tienen un riesgo 4% mayor de padecer cáncer de mama y un 27% de desarrollar cáncer de ovarios? En cambio, las mujeres que amamantan a sus bebés tienen menores probabilidades de desarrollar cáncer de ovario o mama en el futuro. Básicamente, esto se debe a dos factores: por una parte, al retraso en el restablecimiento de la función ovárica y, por otra, a la disminución de los niveles séricos de estrógenos, lo que contribuye a prevenir la formación y el desarrollo de las células cancerígenas.

3. Disminuye las probabilidades de padecer diabetes tipo 2

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford en colaboración con otras instituciones encontró que la lactancia materna puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en la madre tras el parto. En la investigación se analizaron a 174 mujeres en postparto, de las cuales 85 daban el pecho y 99 no. Los resultados desvelaron que las madres que amamantaron a sus hijos experimentaron una mejoría en la función de las células beta del páncreas y mostraron niveles de glucosa más bajos, lo que redujo el riesgo de diabetes postparto. Curiosamente, este efecto beneficioso se mantuvo durante más de tres años tras el parto.

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios