Tres pautas para alimentar a un recién nacido

alimentar recien nacido

La mayoría de los padres sabe que la alimentación desempeña un rol fundamental en la vida de un niño, sobre todo durante los primeros días de nacido. Son conscientes de que en esta etapa el bebé se encuentra en pleno crecimiento y adaptación por lo que necesita un aporte nutricional completo para prevenir la aparición de posibles enfermedades y problemas en el desarrollo. Por eso, a muchos les preocupa si están alimentando bien a sus hijos, ofreciéndoles la cantidad adecuada de nutrientes que necesita para crecer sanos y fuertes. Si este es tu caso, te explicamos cómo debe ser la alimentación de un recién nacido.

¿Leche materna o leche de fórmula?

Los pediatras recomiendan que durante los primeros seis meses de vida el bebé se alimente exclusivamente de leche materna. La leche materna contiene todos los nutrientes que el bebé necesita para crecer, a la vez que ayuda a fortalecer su sistema inmune. Además, la lactancia ofrece una oportunidad única para que la madre conecte emocionalmente con su bebé.

Sin embargo, hay casos en los que la madre no puede lactar a su bebé, por lo que es preciso recurrir a la leche de fórmula. En la actualidad existen diferentes tipos de leches elaboradas a partir de leche de vaca modificada para satisfacer las necesidades nutricionales del bebé a lo largo de las distintas etapas de su desarrollo. Este tipo de leche contiene una relación de suero y caseína igual a la que tiene la leche materna, a la vez que suele estar enriquecida con hierro.

También hay leches especiales para los casos en los que el bebé tiene deficiencias nutricionales, las cuales ofrecen un mayor aporte calórico, así como una mayor cantidad de minerales, vitaminas y aminoácidos para garantizar un crecimiento adecuado. Y para los casos en los que el bebé padece de intolerancia a la leche hay algunas variedades especiales que son más fáciles de digerir.

¿Cuánta leche debe tomar un recién nacido?

La alimentación de un recién nacido varía de un bebé a otro, dependiendo de múltiples factores, desde su peso hasta su tipo de metabolismo y la frecuencia con que se alimenta. De manera general, lo usual es que un bebé consuma entre 1 y 3 onzas en cada toma de leche, y que esta cantidad se vaya incrementando a medida que pasan las semanas ya que la capacidad de su estómago y sus necesidades nutricionales aumentan.

cuanta leche toma recien nacido

En cualquier caso, lo ideal es que se apueste por una alimentación a demanda y que sea el propio bebé quien determine la cantidad de leche que quiere tomar. De hecho, si tiene hambre lo normal es que pida más leche, y cuando se sienta saciado que se resista a seguir alimentándose. Por eso, en ningún caso se debe forzar a un recién nacido a que tome más leche de la que su organismo puede admitir ya que podría derivar en alteraciones estomacales, desde náuseas y diarreas hasta vómitos.

¿Cada qué tiempo se debe alimentar a un bebé recién nacido?

Durante el primer mes de vida, el bebé suele tener un ritmo bastante irregular ya que aún se está adaptando a la vida fuera del útero materno. En estas primeras semanas, es usual que pase la mayor parte del tiempo durmiendo y que no tenga un horario determinado para alimentarse. De hecho, a veces puede dormir cuatro y cinco horas seguidas mientras que en otras ocasiones puede despertarse con hambre cada dos horas. Por eso, durante estas primeras semanas lo ideal es adaptar la alimentación al ritmo del bebé.

Los pediatras recomiendan que durante este tiempo se apueste por la lactancia a demanda, es decir, que se alimente al bebé cada vez que lo reclame, sin imponer un número límite de tomas ni un tiempo de duración. De esta manera, es el pequeño quien rige su propia alimentación según sus propias necesidades nutricionales.

Deja un comentario sobre “Tres pautas para alimentar a un recién nacido”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios