Cuál es la mejor manera de que tu bebé eructe

Descubre cómo hacer eructar a un bebé

eructar bebé

Los eructos en los bebés después de cada comida son muy importantes para evitar que se le acumulen los gases. Por eso, siempre, tienes que ayudar a tu bebé para que eructe y que se quede tranquilo y sin gases después de haber comido.

Los bebés son seres absolutamente dependientes por lo que te necesitan para alimentarse pero también para que les ayudes a provocar el eructo. Es importante que conozcas bien a tu bebé para que sepas cuáles son sus necesidades siempre que requiera de tu atención.

Alimentación del bebé y los eructos

Cuando alimentas a tu bebé debes tener en cuenta algunas cosas, pero una de las más importantes es que eructe. No puedes olvidar que lo haga porque podría acumular gases en su pequeño estómago y que se conviertan en dolor que le haría llorar mucho. Todos los bebés tragan aire al alimentarse ya sea en lactancia materna o a través del biberón, por eso, siempre tienes que hacerle eructar.

Los eructos son necesarios para todos, pero para los bebés son imprescindibles. Es la única manera de que se pueda sacar el aire que se traga cuando nos alimentamos. Es fácil ayudar al bebé para que eructe pero es importante que lo hagas bien.

Ayuda a tu bebé a eructar

Para ayudar a tu bebé a que eructe, cuando termine de alimentarse tendrás que ponértelo en posición vertical sobre tu pecho y con su cabeza al lado de tu cuello. Después tendrás que darle algunos toques en su espalda hasta que haya eructado.

Con esto debe ser más que suficiente, pero es importante que recuerdes que los toques deben ser suaves. Bajo ninguna circunstancia debes darle golpes ni toques fuertes, ya que podrías hacerle daño. Hazlo suave y con cariño para que no sienta ninguna molestia.

Cuando te apoyes a tu bebé es mejor que lo hagas sobre una toalla o babero encima de tu hombro para que si vomita un poco o tiene eructos algo húmedos, no te manches la ropa. También pueden regurgitar y que vomite antes o después del eructo, por lo que esa toalla o pañuelo es importante que te la pongas siempre en tu hombro.

Otras formas de que eructe

También existen otros trucos para ayudar a tu bebé a que eructe sobre todo si esa postura no te resulta cómoda o si no funciona para tu bebé. Es necesario que encuentres la forma de ayudarle a eructar en la que ambos estéis cómodos en todo momento. Algunos de estos trucos son los siguientes.

Sienta a tu bebé en tu regazo

Sienta a tu bebé en tu regazo o en tus rodillas y sostenle desde el pecho y también su cabeza con una mano, apoyando la barbilla de tu bebé en la palma. La parte inferior de tu palma estará en contacto con el pecho del bebé pero no le cojas de la garganta porque le podrías lastimar.

Cómo hacer eructar a un bebé

Coloca a tu bebé boca abajo en tu regazo

Otra forma de conseguir que tu pequeño eructe es colocándole boca abajo en tu regazo, sosteniendo la cabeza para que quede un pelín más alta que su pecho. Después puedes darle unas palmadas sobre su espalda. Este método funciona para algunos bebés, pero otros pueden vomitar porque sienten demasiado presión en su estómago. Si ves que no funciona para tu bebé, entonces usa las otras maneras hasta encontrar la que mejor se ajuste a tu bebé.

Lo que no debes olvidar

Hay algunas cosas que no debes olvidar, como que si estás alimentando a tu bebé y le notas inquieto, entonces deja de alimentarle para que eructe y después vuelve a reiniciar la toma por si el bebé aún se ha quedado con hambre.

A cada 90ml más o menos es buena idea hacerle eructar. Aunque si tu bebé suele tener gases o algún problema con el reflujo, entonces es mejor que le hagas eructar más a menudo. Si tu bebé toma pecho, lo ideal es que eructe a cada 5 minutos de alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios