Pautas para preparar el biberón del bebé

Con estos consejos los biberones estarán en buenas condiciones

preparar biberon recien nacido

Muchos padres comienzan a alimentar a sus hijos con biberón a partir de los seis meses de vida, a veces incluso antes. Se trata de una alternativa a la lactancia materna, a través de la cual el pequeño recibe los nutrientes que necesita para crecer de forma saludable. Sin embargo, el uso del biberón también encierra algunos riesgos ya que las leches de fórmula no suelen ser estériles, de manera que a menudo pueden transmitir algunas bacterias, como la Enterobacter sakazakii o la Salmonella.

Asimismo, algunos biberones pueden contener Bisfenol A, una sustancia química que se utiliza en la fabricación de envases para alimentos y que puede desprenderse cuando el recipiente se calienta a elevadas temperaturas. Una exposición baja al Bisfenol A no representa un peligro para los niños, pero se ha demostrado que en altas dosis puede afectar el desarrollo cerebral y el crecimiento de la glándula prostática en los niños.

No obstante, si se toman las medidas necesarias es posible reducir los riesgos que conlleva el uso del biberón. En este sentido, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica les ofrece una serie de recomendaciones a los padres para que aprendan a preparar de forma segura los biberones para sus bebés.

Recomendaciones para preparar el biberón del bebé

1. Limpia y esteriliza el biberón

Mantener el biberón limpio y libre de bacterias es fundamental para evitar que el bebé enferme. Para conseguirlo no solo basta con limpiar el biberón en profundidad sino que también se debe esterilizar. Primero, debes lavar con mucho cuidado el biberón con agua jabonosa caliente. Luego, procede a esterilizarlo ya sea introduciéndolo en otro recipiente con agua en ebullición durante 10 minutos o utilizando algún tipo de esterilizador eléctrico. Cuando esté listo, deja que se enfríe antes de utilizarlo.

2. Higieniza siempre los utensilios antes de usarlos

Esterilizar el biberón es tan importante como mantener limpios los utensilios que utilizas. Por ejemplo, cada vez que termines de utilizar las unidades de medida y cucharas debes lavarlas, pero también debes hacerlo antes de volver a usarlas para asegurarte de que estén libres de bacterias. Si vas a reutilizar las tetinas también debes esterilizarlas, introduciéndolas en un recipiente con agua en ebullición durante unos 3 minutos. También es vital que mantengas el envase de la leche de fórmula, ya sea en polvo o concentrada, en un lugar seguro, limpio y seco, con la temperatura que recomienda el producto.

como preparar un biberon paso a paso

3. Prepara la fórmula de forma segura

Si usas fórmula infantil, sigue las instrucciones de preparación que se indican en el producto, utilizando las cantidades que se especifican, ni más ni menos ya que concentrar o diluir la fórmula podría alterar el aporte nutricional que necesita el pequeño. En cambio, si utilizas fórmula en polvo, es importante que hiervas el agua antes de usarla a unos 100ºC durante unos 3 minutos para asegurarte de que no tiene bacterias. Luego, viértela en el biberón y añádele la medida exacta de fórmula en polvo, agita la mezcla y enfríala introduciéndola en un bol de agua templada hasta que alcance la temperatura adecuada.

4. No dejes la leche de fórmula mucho tiempo dentro del biberón

Tras estar mucho tiempo preparada, la leche de fórmula pierde sus propiedades nutricionales, por eso, los expertos recomiendan que prepares la leche unos minutos antes de alimentar al bebé. De hecho, es aconsejable que deseches la leche de fórmula si no la has utilizado en un plazo de dos horas. Tampoco debes utilizarla si sus propiedades organolépticas han cambiado, es decir, si ha variado el color, el olor o el sabor.

5. Evita recalentar la leche de fórmula

A veces es necesario preparar varios biberones para alimentar al bebé mientras está fuera de casa. En estos casos, se recomienda preparar la leche de fórmula y dejarla enfriar a temperatura ambiente antes de colocarla dentro del biberón. Una vez en el biberón, se puede mantener a temperatura ambiente si se va a utilizar en el plazo de dos horas. Si vas a utilizarla más tarde, es conveniente que la conserves en la nevera a una temperatura inferior a los 5ºC y que, antes de utilizarla, la saques para que pierda frío.

Deja un comentario sobre “Pautas para preparar el biberón del bebé”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios