Alimentación

7 recetas de batidos de frutas para niños

Batidos de fruta que enamorarán a tus hijos: saludables, deliciosos y muy fáciles de hacer.

Batidos de frutas para niños
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

¿A tu hijo le cuesta comer frutas? Si bien la mejor manera de aprovechar todos sus beneficios nutricionales es consumiendo las piezas al natural, existen otras formas con las que puedes animar a los peques a comer más frutas. Las mermeladas es una de sus opciones favoritas, pero también puedes incluirlas como ingrediente en tartas o hacerlas asadas al horno. Otra alternativa consiste en usarlas para preparar batidos. Sin duda, una opción sencilla y deliciosa con la que seguramente conseguirás que los pequeños consuman más fruta en su dieta diaria y que te ayudará a equilibrar su alimentación.

7 batidos que a los niños les encantarán

Si eres de los apasionados del batido de chocolate o fresa, debes saber que existen muchísimas otras opciones para preparar en casa con las frutas como protagonistas. Desde batidos con una sola fruta hasta recetas mixtas o, incluso, que combinan frutas y verduras. Solo tienes que atreverte a probar nuevas combinaciones y dar rienda suelta a tu creatividad. ¿No sabes por dónde empezar? He aquí algunas recetas de batidos fáciles de preparar, a la vez que deliciosas que podrás compartir con los peques lo mismo en el desayuno que en la merienda.

1. Batido de melocotón y yogurt

Se trata de una alternativa a los tradicionales batidos de leche, ideal para los peques más sibaritas. Una combinación deliciosa, diferente y llena de vitaminas, proteínas y probióticos que a los niños les encantará.

Ingredientes:

  • Dos melocotones maduros
  • 1 taza de yogurt griego sin azúcar
  • Zumo de limón o lima al gusto
  • Leche necesaria
  • Miel opcional

Preparación: 

  • Lava bien y seca los melocotones. Pélalos y córtalos a trozos, desechando los huesos. Puedes usarlos inmediatamente o, si quieres conseguir una mayor cremosidad, colócalos en una bolsa de congelación en el congelador alrededor de una hora.
  • En una batidora introduce el yogurt griego, el melocotón cortado y, si prefieres un poco de miel para endulzar. Bate hasta conseguir una textura homogénea.
  • Agrega un poco de leche para diluir la mezcla y unas gotas de limón o lima. Sirve inmediatamente para conservar la cremosidad.

2. Batido de arándanos y plátano

Se trata de una variación del típico batido de plátano y fresas. Una receta sencilla, pero muy cremosa y llena de antioxidantes que a los niños seguramente les gustará.

Ingredientes:

  • 1 taza de arándanos frescos
  • 1 plátano maduro
  • 1 taza de leche, preferentemente desnatada
  • Miel opcional

Preparación:

  • Pela el plátano y córtalo en trozos. Reserva.
  • Lava bien los arándanos y reserva.
  • Añade la fruta en una licuadora o batidora, agrega la leche y una cucharadita de miel para endulzar. Bate hasta conseguir una mezcla suave y cremosa.
  • Sirve inmediatamente.

3. Batido de mango

¿Quién dijo que el mango solo podía comerse a trozos? El batido de mango es una alternativa excelente para consumir esta fruta y beneficiarse de su alto aporte de vitamina A, C y B6.

Ingredientes:

  • 1 mango maduro o 2 si es muy pequeño
  • 1 taza de leche, preferentemente desnatada
  • Dátil opcional

Preparación: 

  • Pela el mango y retira el hueso. Córtalo en trozos. Reserva o, si quieres conseguir mayor cremosidad, colócalo en una bolsa de congelación en el congelador alrededor de una hora.
  • Añade el mango en una licuadora o batidora, agrega la leche y el dátil cortado para endulzar. Bate hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea.
  • Sirve inmediatamente.

4. Batido de piña, coco y plátano

Si buscas una alternativa diferente para sorprender a los niños, este batido de piña, coco y plátano será un acierto seguro. Una receta de tintes tropicales llena de vitaminas y simplemente deliciosa.

Ingredientes:

  • 1 taza de piña cortada en cubos
  • ½ taza de leche de coco
  • ½ taza de agua de coco
  • 1 plátano maduro

Preparación: 

  • Pela el plátano y córtalo en trozos. Reserva. Si quieres conseguir mayor cremosidad, guárdalo en la nevera al menos durante media hora.
  • Pela y corta la piña en cubos. Reserva.
  • Coloca en una licuadora o batidora el plátano y la piña, añade la leche de coco y el agua de coco. Bate hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa.
  • Sirve inmediatamente.

5. Batido de aguacate y plátano

El aguacate es una fruta muy versátil que también queda muy bien en batidos. Combinándolo con el plátano consigues una mayor cremosidad y un dulzor natural al que los niños no podrán resistirse. 

Ingredientes:

  • 1 aguacate pequeño o ½ aguacate grande
  • 1 plátano maduro
  • 1 taza de leche de almendras

Preparación: 

  • Pela el plátano y córtalo a trozos. Reserva. Para conseguir mayor cremosidad, guárdalo en la nevera al menos durante media hora.
  • Pela el aguacate y retira el hueso. Corta a trozos y reserva.
  • Coloca en una licuadora o batidora el aguacate y el plátano, añade la leche de almendras. Bate hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. Asegúrate de que no quede ningún trozo.
  • Sirve inmediatamente.
Recetas de batidos de frutas y verduras para niños

6. Batido de macedonia

Se trata de una alternativa muy completa lo mismo para el desayuno que para la merienda ya que contiene muchísimas vitaminas. Además, está delicioso.

Ingredientes:

  • ½ melocotón
  • ½ plátano
  • 1 kiwi
  • ½ taza de frambuesas y arándanos
  • 1 ½ taza de leche de soja

Preparación: 

  • Pela el melocotón y córtalo a trozos. Reserva. 
  • Repite el procedimiento con el plátano y el kiwi. Reserva.
  • Lava bien las frambuesas y los arándanos. Reserva. 
  • Para conseguir una mayor cremosidad puedes guardar las frutas en la nevera durante al menos media hora.
  • Coloca en una licuadora o batidora todas las frutas cortadas y añade la leche de soja. Bate hasta conseguir una mezcla homogénea, asegurándote de que no quede ningún trozo.
  • Sirve inmediatamente.

7. Batido de naranja y zanahoria

Si buscas un aporte extra de vitamina C para combatir los resfriados comunes del invierno, esta combinación de fruta y verdura es perfecta. 

Ingredientes:

  • 2 zanahorias grandes
  • 2 naranjas
  • ½ taza de leche de almendras
  • Miel opcional

Preparación: 

  • Pela las zanahorias y córtalas en trozos pequeños. Reserva.
  • Pela las naranjas y separa los gajos. Reserva.
  • Coloca las zanahorias y los gajos de naranja en una licuadora o batidora. Añade la leche de almendras y la miel para endulzar. Bate hasta conseguir una mezcla suave y cremosa.
  • Sirve en un vaso y ¡listo!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *