Qué son las palabras homófonas

palabras homófonas

Quizá alguna vez hayas escuchado hablar sobre las palabras homófonas… o igual no. Es importante saber qué son las palabras homófonas para poder reconocerlas y diferenciarlas siempre que sea necesario. Nada tienen que ver con las palabras polisémicas por lo que tienes que saber también cuáles son las diferencias entre ambos tipos de palabras, aunque se parezcan.

Las palabras homófonas

Las palabras homófonas son aquellas que se pronuncian de la misma manera, se pueden escribir exactamente igual pero en realidad, pueden tener distinto significado. Para entender mejor las palabras homófonas es importante comprender qué es la homonimia.

La homonimia es la cualidad de dos palabras que tiene distinto origen y significado por evolución histórica, pero que tienen la misma forma (se pronuncian o se escriben igual). Las palabras homónimas tienen unas características que debes conocer:

  • Tienen un origen etimológico distinto
  • Pueden tener categorías gramaticales diferentes
  • Se pueden escribir de forma distinta
  • En el diccionario tienen diferentes entradas

Pueden ser homógrafas o heterógrafas

Siguiendo el último punto hay que diferenciar las palabras heterógrafas de las palabras homógrafas. Las palabras heterógrafas se pronuncian igual pero se escriben diferente, por ejemplo: vaca (animal) y baca (accesorio metálico que se sujeta sobre el techo de los vehículos para aumentar su capacidad de carga). En cuanto a las palabras homógrafas, se pronuncian y se escriben igual, por ejemplo: coma (signo de puntuación o estado de inconsciencia prolongado).

Según donde vivas, las palabras pueden ser homófonas en algunos lugares y en otros no. En lugares con yeísmo, arrollo suena igual que arroyo y en este caso serían palabras homófonas. En lugares donde hay seseo, ocurre lo mismo, donde por ejemplo, casa y caza se pronuncian igual.

Palabras homófonas ejemplos

Diferencia entre palabras homófonas y polisémicas

Llegados a este punto es buena idea saber la diferencia entre las palabras homófonas y las palabras polisémicas. La diferencia es sutil puesto que las polisémicas también se escriben igual pero tienen diferentes significados. ¿Qué es la polisemia?

Palabras polisémicas

Las palabras polisémicas ocurren cuando una misma palabra tiene varios significados y la diferencia con las palabras homógrafas es que en las palabras polisémicas tienen el mismo origen etimológico y pertenecen a la misma categoría gramatical. 5 ejemplos:

  • Bota: “calzado” o “bolsa de cuero para guardar vino”
  • Café: “color” o “bebida hecha con una semilla de la planta de café”
  • Calculador: “aparato para efectuar cálculos” o “persona que es muy meticulosa”
  • Calzado: “calzar algo o poner una calza” o “zapato”
  • Armar: “ensamblar algo o construirlo” o “conseguir armas para el combate”
  • Cava “acción de escarbar y hacer un hoyo” o “vino espumoso”

Para saber si las palabras tienen un mismo origen etimológico pero no sabes si una palabra es polisémica u homónima tienes que buscarla en el diccionario, si la encuentras en una sola entrada con varios significados, entonces es polisémica, de lo contrario sería homónima, ¡así de fácil!

Ejemplos de palabras homófonas

  • A (primera letra del alfabeto) y Ha (del verbo haber)
  • Abollar (realizar abolladuras a un objeto de metal) y Aboyar (colocar boyas en el mar para detener redes o hacer limitaciones)
  • Baca (parte superior de un automóvil usada para transportar cosas) y Vaca (animal rumiante)
  • Bario (metal de color blanco y plateado) y Vario (diverso)
  • Barón (título nobiliario) y Varón (hombre)
  • Cabo (extremo, pabilo o grado militar) y Cavo (del verbo cavar)
  • Desecha (viene de desechar) y Deshecha (viene de deshacer)
  • Sabia (alguien con sabiduría) y Savia (jugo vegetal)
  • Sake (bebida alcohólica de arroz hecha en Japón)  y Saque (del verbo sacar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios