Por su bien, tus hijos deben ir a dormir temprano

beneficios niño dormir temprano

Hay veces que los padres no reparan en el tiempo que sus hijos deberían pasar en la cama, no piensan en las horas que necesitan dormir y les acuestan y les levantan según las necesidades de la familia, en lugar de las necesidades de los pequeños. No tener rutinas en la hora de ir a dormir puede repercutir negativamente en los niños. Necesitan el descanso, es igual de importante que el comer.

¿Cuánto deben dormir?

Los niños necesitan dormir un número de horas dependiendo de su grupo de edad. Por ejemplo, los niños de 1 a 2 años deben dormir de 11 a 14 horas diarias, de 3 a 5 años de 10 a 13 horas y los niños de 6 a 12 años, de 9 a 12 horas.

Evidentemente, estos datos son orientativos y habrán niños que deban dormir más y otros que deban dormir menos. Lo harán según sus necesidades físicas, pero es importante respetar las horas mínimas por grupos de edad para que los pequeños tengan un buen descanso, y por ende, un buen desarrollo.

Por qué deben dormir temprano todos los días

Que tus hijos tengan que ir a dormir temprano es algo que no debes cambiar, y la mejor franja es de 8.30 a 9.30 dependiendo de la hora que deban levantarse por la mañana al día siguiente. Los niños deben tener la rutina de ir a dormir temprano porque serán más felices, sabrán cuándo deben ir a dormir y tendrán más capacidad de aprendizaje al día siguiente por haber descansado lo suficiente. Además, y por supuesto, es necesario para su salud que duerman las horas adecuadas en el día.

Que tus hijos se vayan a dormir temprano les aportará beneficios físicos, emocionales y cognitivos. Si a día de hoy aún no tienes rutinas para que tus hijos vayan a dormir y tampoco tienen un horario cada noche, es momento de que lo crees y esos hábitos cambien para siempre.

Razones por las que los niños se deben ir a dormir temprano

Tus hijos necesitan descansar y a continuación te diremos varias razones para que los niños se vayan a dormir pronto.

Mejor descanso

Los niños que se van a dormir más tarde en la noche, tendrán más problemas para conciliar el sueño y para mantenerse dormidos toda la noche. Esto puede hacer que durante la noche tengan varios despertares, sueños más ligeros, pesadillas e incluso terrores nocturnos. Si se acuestan temprano, descansarán mejor.

dormir temprano

Menos rabietas

Los niños que no duermen las horas que deberían pueden tener más rabietas, y este estudio lo demuestra. El estudio deja claro que los niños que se acuestan antes de la noche, al día siguiente están menos irritables, son menos agresivos y además tienen menos probabilidades de tener rabietas o de estar irascibles por cualquier cosa, ¡todo son ventajas!

Mejor desarrollo en las habilidades motoras

Por si fuese poco, un estudio japonés demostró que los niños y niñas que no dormían lo suficiente o que se iban tarde a dormir en la noche, tenían mayor posibilidad de sufrir retraso en sus habilidades motoras, tanto gruesas como finas y también podrían sufrir un retraso en el lenguaje y en las habilidades sociales. Todo esto, en comparación con aquellos niños que sí tenían rutinas estables para ir a dormir y que además lo hacían a una hora temprana.

Menos estrés para los padres

Los padres también encuentran grandes beneficios en el que los hijos se acuesten más temprano. Sufrirán de menos estrés, tendrán un mejor estado de salud mental y podrán relajarse con más facilidad que aquellos padres cuyos hijos se acuestan más tarde y que duermen peor por la noche a causa de esto.

Ahora es buena idea para que te hagas esta reflexión: ¿a qué hora se acuestan tus hijos y cuántas horas duermen? ¿Por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios