Familia, Salud

El desarrollo del bebé de 8 meses de edad

Bebé de 8 meses
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

¡A los ocho meses tu bebé ya parece mayor! A esta edad está mucho más activo y tiene un mayor control sobre su cuerpo, lo que le permite interactuar y descubrir mejor su entorno. Además, ya es capaz de sentarse por sí solo y, en algunas ocasiones, intentará ponerse en pie con ayuda, lo que representa un gran avance. A esta edad comienza a desarrollar una mayor autonomía, querrá coger la comida con sus manitas, manipular los juguetes por su cuenta y estar más tiempo explorando el mundo. Y ya es capaz de decir “mamá” y “papá”, así como imitar otros sonidos. También se muestra más empático con las demás personas y más colaborativos, lo que facilitará mucho su crianza.

Cambios físicos en el bebé de 8 meses

Para los 8 meses de vida la ganancia de peso comienza a ralentizarse, el bebé ganará unos 300 gramos de peso al mes. En cambio, comenzará a crecer más a prisa. Para ese entonces las niñas pesan unos 8,3 kilos y pueden llegar a medir unos 69 centímetros mientras que los niños alcanzan unos 9,3 kilos de peso y miden unos 71 centímetros. A esta edad, el bebé ha ganado fuerza y tono muscular, por lo que ya será capaz de sentarse solo con mayor estabilidad. Un importante salto madurativo que le permitirá desarrollar otras esferas y ganar en autonomía.

Si bien a esta edad no todos los bebés gatean, muchos sorprenderán a sus padres mientras dan sus primeros pasos a cuatro patas. De hecho, a los 8 meses el bebé ya es capaz de ponerse en pie, apoyándose en un mueble, y quedarse en esta posición durante unos minutos. Algunos incluso, se animarán a dar sus primeros pasos con apoyo, aunque en la mayoría de los casos habrá que esperar un poco más para ver este importante avance. A esta edad, el pequeño ya es capaz de coger bien los objetos más pequeños ya que ha desarrollado el movimiento de la pinza, lo que le permitirá realizar movimientos más precisos, manipular objetos con más facilidad e incluso, coger la comida con sus propias manos.

A esta edad el bebé tiene un mayor equilibrio y coordinación y es consciente de ello, por lo que es habitual que empiece a desprenderse poco a poco de los padres para explorar el mundo por su cuenta. Empezará a pedir salir del carrito o la silla de paseo, se enfadará si lo tomas en brazos mientras descubre el entorno por su cuenta y hará por bajarse de tu regazo para hacer cosas solo. No lo retengas, estos pequeños momentos ayudarán a consolidar su desarrollo y reforzarán su autoestima y autoconfianza.

Desarrollo cognitivo y del lenguaje

A esta edad el bebé es capaz de comprender mejor muchas de las cosas que dicen sus padres. Puede reaccionar a un “no”, sabe cuándo le dicen que algo está bien y puede responder a algunos comentarios concretos. Esto porque, además de comprender mejor el lenguaje, cada vez le resulta más fácil interpretar las reacciones emocionales y el tono de la voz de los padres, por lo que su capacidad de comprensión se va perfeccionando.

Para este momento su dominio del lenguaje también será mayor. El bebé es capaz de expresar emociones y puede pronunciar sílabas dobles con mayor claridad. De hecho, es probable que ya diga “mamá” y “papá”, un momento muy especial para los padres. Sin embargo, aún falta un poco para que sea capaz de decir otras palabras cortas, lo más habitual es que para este entonces utilice sonidos propios para identificar algunos objetos. Por ejemplo, puede decir “tata” para referirse a la tía o abuela o “aga” para referirse al agua. Cada bebé desarrollará sus propios sonidos y, para este momento, sus padres ya serán capaces de comprender la mayor parte de su vocabulario, por lo que la comunicación será más fluida e incluso, será posible mantener conversaciones cortas con el bebé.

A los 8 meses, el bebé empieza a sentir que ya no es un todo con la madre, es consciente de que son dos seres independientes y empieza a experimentar la ansiedad por separación que no es más que una sensación de angustia que experimenta al separarse de la madre, usualmente por miedo a quedarse solo e indefenso. Se trata de un período que durará unos meses, pero que poco a poco, a medida que gane en seguridad y autonomía, irá superando.

Alimentación y cuidados del bebé de 8 meses

A los ocho meses el bebé el bebé es capaz de mantenerse sentado en la trona y tomar con sus propias manitas los alimentos, lo que le permitirá comenzar a disfrutar de una mayor cantidad de platos. De hecho, si ha tolerado bien los alimentos que se han introducido hasta el momento, estará preparado para comenzar a probar nuevos sabores y texturas. A esta edad ya es capaz de masticar, aunque con un poco de dificultad, alimentos suaves cortados a trozos, por lo que es un momento ideal para introducir las primeras frutas, verduras y cereales sin procesar. Eso sí, es importante introducir los alimentos de manera gradual para identificar cualquier intolerancia o reacción alérgica.

Desarrollo bebé ocho meses

Es importante tener en cuenta que para este entonces están brotando los dientes de leche del bebé, lo cual es probable que le cause molestias y haga que esté más irritado de lo normal. Esto hará que en ocasiones tenga menos apetito de lo habitual, lo cual es totalmente comprensible. En estos casos, se recomienda utilizar mordedores suaves que puedan aliviar las molestias infantiles y darles ligeros masajes en las encías para intentar aliviar su dolor.

A esta edad el bebé es capaz de desplazarse por su cuenta, puede ponerse en pie con dificultad y coger con sus manos prácticamente cualquier objeto a su alcance lo que le confiere mayor autonomía. Se trata de un avance importante en su desarrollo, pero que también aumenta el riesgo de sufrir accidentes, por lo que es habitual que los padres deban estar más pendientes de qué hace el bebé en cada momento, a la vez que deban tomar algunas medidas preventivas, evitando tener muebles con esquinas afiladas o colocando protectores en los enchufes.

La estimulación a los 8 meses de edad

A los ocho meses de edad el bebé está en pleno desarrollo, por lo que es un momento ideal para los juegos de estimulación. Uno de sus juegos preferidos será verse reflejado en el espejo, lo que le permitirá reforzar su propia imagen corporal. Asimismo, se divierte mucho con los juegos que estimulan sus habilidades motoras, de manera que puedes colocar objetos en el suelo a una cierta distancia y animar al bebé a que se levante y vaya a por ellos. También puedes jugar a formar torres, un ejercicio sencillo pero muy entretenido que ejercitará sus habilidades motoras finas y despertará su curiosidad.

Ten en cuenta que a esta edad el bebé disfruta experimentando con la comida, por tanto, no intentes cohibirlo o le riñas si se ensucia o tira comida al suelo. Es importante para él descubrir nuevos sabores y texturas, y el momento de la comida es ideal para conocer cosas nuevas, por lo que permite que manipule la comida a su antojo. Y no olvides de hablarle y leerle mucho. Ten en cuenta que su lenguaje sigue desarrollándose, por lo que es importante estimular su expresión verbal y presentarle nuevas palabras.

Descubre más sobre el desarrollo de tu bebé

Si estás interesado en seguir aprendiendo sobre el desarrollo de tu bebé, Etapainfantil.com tiene más recursos para ti. A continuación, te compartimos una tabla que incluye mes a mes los dos primeros años de vida del pequeño.

Mes 1Mes 7Mes 13Mes 19
Mes 2Mes 8Mes 14Mes 20
Mes 3Mes 9Mes 15Mes 21
Mes 4Mes 10Mes 16Mes 22
Mes 5Mes 11Mes 17Mes 23
Mes 6Mes 12Mes 18Mes 24
(2019) Caring for your baby and young child. Birth to age 5. En: American Academy of Pediatrics.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *