Cuidado con el exceso de estrés… A esta madre le paralizó el rostro

Danielle Ferguson estrés media cara paralizada

Ser madre es estresante y si además eres una madre trabajadora, sabrás que lo es cada día más. No estás sola. Cualquier madre de este planeta sabe lo que es el estrés de tener encima muchas responsabilidades diarias y tener que cumplirlas todas para poder sacar adelante a una familia. No es sencillo pero es real.

No es fácil

Nadie dijo que fuese fácil… pero ser madre, trabajadora y mujer no es sencillo. Siempre hay cosas que hacer y se debe encontrar el tiempo para cuidarnos, para atender a los niños, para pasar momentos en pareja, para disfrutar de nuestros seres queridos… y si queda tiempo hacer algo que nos guste y nos complete. No es sencillo pero es tu realidad.

Vivir de manera relajada parece toda una utopía y si eres madre soltera aún parece más lejano todavía. Vivimos en estrés constante y puedes sentir dolores en la espalda, tics en el ojo, días en los que te sientes más irritable que otros, temblores en el labio, dolores de cabeza o de cuello… Lo peor de todo es que esto lo ves como habitual y lo normalizas.

Danielle Ferguson

Queremos aprender una lección que Danielle Ferguson nos ha dado a todos. Ella, en su cuenta de Instagram subió una foto y su historia no solo para inspirar, sino más bien para alertar a todas las madres que no tienen tiempo para ellas mismas y que viven en estrés constante.

Dani cuenta que una mañana de agosto de 2019 se levantó con media cara paralizada, exactamente el lado derecho del rostro. Se asustó y fue al médico inmediatamente, pero el diagnóstico le sorprendió: posiblemente era el estrés el causante de que se le inflamara el nervio facial y eso le había causado la parálisis en el rostro.

Los médicos le dijeron que su rostro volvería a la normalidad con relajación, pero pasaría tiempo. Así que ella decidió seguir remedios naturales para ver si se reducía la inflamación y ver si su rostro volvía a la normalidad.

Ella nunca se sintió demasiado estresada realmente. Pensaba que lo que ella sentía era normal y una vez que miró hacia atrás se dio cuenta de que posiblemente estaba equivocada. Necesitó terapia para poder volver a tener su rostro con movilidad… y no tuvo más remedio que cambiar su perspectiva de vida.

Danielle Ferguson recuperación cara paralizada

Decidió tener más tiempo para ella y por eso, a día de hoy cada mañana tiene un rato para meditar antes de salir a trabajar. Quiere ayudar a otras madres del mundo para que comiencen a escuchar a su cuerpo a través de su cuenta de Instagram. Ella dice en su cuenta:

“Desde mi experiencia con la parálisis he aprendido a escuchar la voz cariñosa en mi cabeza que a menudo susurra y nunca grita”.

Aprendamos de ella y comencemos a pensar más en nosotras. Hay que tomarse unos minutos para respirar, relajarnos y sobre todo, para cuidarnos a nosotras mismas. Nunca se terminará lo que hay por hacer, por lo que es mejor que te tomes las cosas con calma. En este sentido, es necesario aprender a disfrutar de la vida, a vivir el presente y ser capaz de no solo amar a los demás, sino también de amarnos a nosotras mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios