Los padres y el uso de la homeopatía

Este es un tema que no está exento de debate puesto que hay personas a favor de la homeopatía, otras personas están en contra y algunas se sienten neutrales, es decir la usan si les parece adecuado pero siempre tendrán en mente la opción de la medicina convencional por si es necesario según las circunstancias. Dependiendo de tu postura es posible que tengas una clara opinión sobre qué es mejor o peor para tus hijos si enferman.

La homeopatía y los resfriados en los niños

Parece que no hay muchos medicamentos para los resfriados comunes de los niños y muchos de ellos son realmente ineficaces por lo que los padres se sienten impotentes y no saben qué pueden darle a sus hijos para que sientan alivio y al menos, descansen bien por las noches.

Muchos padres defienden que los medicamentos llevan productos químicos artificiales y que no se pueden saber los efectos a largo plazo en el organismo. En cambio, con los productos homeopáticos no existen (que se conozcan) efectos secundarios que puedan provocar dolencias a los niños. Por lo que muchos padres prefieren recurrir a la homeopatía en los niños pequeños para tratar resfriados.

¿Es buena idea usar la homeopatía siempre?

A mi parecer, la homeopatía es buena idea cuando la usa un adulto en plenas facultades y sabe que si algo no va bien es mejor acudir al médico para buscar alguna solución más adecuada. En cuanto a los hijos, creo que la mejor opción es ir a la pediatra y que aconseje las mejores opciones. Porque no es lo mismo usar un producto homeopático para fortalecer las defensas y que un niño pueda evitar el catarro o para tratar una alergia leve, que acudir a la homeopatía para tratar un cáncer o para no usar antibióticos… Las consecuencias pueden ser horribles y hay que ser responsables para usar nuestra responsabilidad como padres y cuidar a los niños y que mejoren en cualquiera de sus dolencias.

Homeopatía en niños

No podemos olvidar que hoy en día se han erradicado muchas enfermedades de las calles gracias a que existen avances médicos y que con vacunas, antibióticos y tratamientos específicos, se ha logrado mejorar notablemente la calidad de vida de las personas. Gracias a estos avances ya no hay enfermedades que hasta no hace mucho tiempo cuando afectaba a las personas podían causar incluso la muerte.

Hay que pensar dependiendo de las circunstancias

No quiero decir que no se use la homeopatía, ni tampoco que la medicina tradicional es lo mejor del mundo. Pero sí quiero hacer una reflexión conjunta para que no nos olvidemos que el bienestar de los niños está en sus padres, y aunque se piense que para uno mismo la homeopatía es la mejor solución, no es lo mismo un cuerpo de un niño que el de un adulto… por lo que en los niños hay que pensar siempre y ante todo en su bienestar.

Además, dependiendo de la dolencia es posible que la homeopatía sea insuficiente, ya que en muchos casos ayuda a prevenir pero a curar no siempre es efectiva. En este sentido, si tu hijo tiene una dolencia es necesario acudir al médico para que te aconseje y te diga cuál es la mejor opción, si no te gusta lo que te dice puedes buscar otra opinión de otro profesional, pero no olvides que la medicina puede salvar vidas. Y si quieres usar la homeopatía diariamente para tratar dolencias menores, es una buena opción siempre y cuando veas resultados positivos y no sientas que estás tirando el dinero.

¿Qué piensas sobre la homeopatía? ¿Crees que es adecuada darle a los niños para no utilizar la medicina? ¿O que es una buena forma para aliviar dolencias siempre y cuando se combine con la medicina tradicional?

Deja un comentario sobre “Los padres y el uso de la homeopatía”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!